#3J en Tucumán: actos en las barriadas y hacia el poder político

Escribe Laura Alegre

Tiempo de lectura: 2 minutos

La acción del 3J, jornada de lucha nacional por el aniversario del colectivo Ni una Menos, empalmó en Tucumán con las acciones por el 28M y la lucha contra el dengue y el hambre, que lleva adelante el Polo Obrero. La situación en las barriadas es explosiva: la epidemia del dengue supera el registro oficial de 6.000 infectados, los especialistas sostienen que esa cifra hay que multiplicarla por 10 a 20 y el gobierno no asegura ninguna medida para frenar y prevenir el avance del contagio. En los CAPS (centros de salud) de los barrios no se brinda atención médica; no hay un solo refugio para mujeres en situación de violencia y el gobierno se niega al aumento de las partidas alimentarias.

Las condiciones de vida se agravan y frente a esto crece la deliberación y organización de las compañeras.

En la asamblea preparatoria conjunta del Polo y el PdT se resolvió movilizar a las plazas de las comunas y municipios, como continuidad de un plan de lucha hacia el poder político.

En función de ello, este 3J se concretaron concentraciones de delegaciones en distintos puntos de la provincia: frente a Casa de Gobierno, en la capital de Tucumán, en las plazas de los municipios de Tafí Viejo y Las Talitas, en la plaza de la comuna de Los Ralos, en el departamento de Cruz Alta, un bloqueo de calle en El Corte, en el municipio de Alderetes y frente a las comunas de Nueva Esperanza de Tafí Viejo y en la comuna de Viclos, en el departamento de Cruz Alta.

En el departamento de Leales, las compañeras elaboraron videos con fotos. Y en la comuna de Colombres, cercada por la policía por un caso positivo de coronavirus, las compañeras y compañeros se organizaron desde sus casas, con la pintada de carteles y fotos.

En las concentraciones se llevó adelante la lectura de un documento, se distribuyeron volantes a los vecinos de los barrios y se grabaron videos, exponiendo los reclamos.

En Alderetes, la jornada transcurrió alrededor de una olla de mate cocido. En Las Talitas, participaron 60 compañeras y compañeros, quienes luego de deliberar en asamblea, decidieron marchar alrededor de la plaza.

Las consignas de la jornada se desprendieron del programa de la mujer trabajadora, integrado a la lucha general de la clase obrera, contra la violencia hacia las mujeres, el hambre y la impunidad, por el derecho a la salud y la vida de la familia obrera, por el aborto legal y en defensa del trabajo y del salario.

Tenemos por delante seguir desarrollando los comités barriales contra la violencia de género y que las asambleas de vecinos debatan e integren todos los reclamos de las mujeres al programa de lucha.

LEER MÁS La mujer en este aniversario del #3J

Suscribite a Política Obrera