#3J: mujeres de las barriadas de Zona Norte en pie de lucha

Escribe Agustina Llanes

Tiempo de lectura: 2 minutos

El 3 de junio, en un nuevo aniversario del Ni una menos, nos encuentra a las mujeres de los barrios de zona norte en la primera línea de lucha, levantando ollas populares en consonancia con las históricas piqueteras del 2001. Enlazamos la lucha contra la violencia hacia la mujer a la lucha contra el hambre y la pandemia.

Las compañeras de los barrios de Pilar (en Agustoni y Del Viso), Villa Zagala (San Martin) y en José C. Paz levantamos desde la tarde las ollas con carteles con consignas como “con hambre no hay cuarentena” y “ni una menos, el estado es responsable”. Las compañeras que sostienen la cuarentena en los barrios gracias a su organización y lucha. Las ollas populares se llevan adelante con sus aportes y algunas mercaderías que reservan, ya que los gobiernos nacional y provincial, dejaron de entregar la mercadería a los comedores desde principios de la cuarentena. Algunos gobiernos municipales entregan mercadería solo a los comedores de organizaciones afines a su partido. En esta jornada, la olla popular del Barrio San Cayetano, en San Isidro, no pudo realizar la actividad debido a que el gobierno de Posse no le entrega alimentos, ni siquiera para dar una merienda a los niños que a veces no tienen otra comida en el día.

La desocupación, la inflación, el trabajo precarizado y los despidos se han agudizado desde la cuarentena, y en las barriadas todos los días son una lucha constante por comer. Por este motivo, la organización barrial cada día crece más y es un factor de reagrupamiento, discusión y deliberación de los vecinos y vecinas, hacia una lucha contra el estado, responsable de todas las miserias de la clase obrera. No es solamente la cuestión de los ingresos, es que se vive en hacinamiento, sin agua o luz o gas, y en casillas que conviven con la humedad y el frío. El narcotráfico crece en los barrios y las miserias sociales en este contexto se profundizan, y con ello también ha habido un recrudecimiento de la violencia contra mujeres e infancias.

Esta gran acción del PDT y el Polo Obrero Tendencia también es un homenaje a la compañera Nora Eliçabe, quién ha sido una gran organizadora de los barrios de Pilar y nos ha marcado un camino en la puesta en pie de comités de mujeres que se organizaban contra la violencia y la trata de personas. Levantemos ollas populares y asambleas en todos los barrios, y saludamos a todas las compañeras desocupadas que luchan en medio de la pandemia contra el hambre y la violencia.

LEER MÁS La mujer en este aniversario del #3J

Suscribite a Política Obrera