Redoblemos esfuerzos por la organización de los docentes de “gestión privada” en la Ciudad

Escribe Sergio Escalas

Tiempo de lectura: 3 minutos

Los docentes de escuelas de gestión privada en CABA viven una sobrecarga laboral con jornadas extenuantes, la crianza y sostén de hijos en edad escolar y las dificultades en la conectividad que plantea la continuidad pedagógica bajo cuarentena. A esto se suma un conjunto de otros graves atropellos. Despidos, suspensiones, recortes salariales y presiones son moneda corriente en el sector privado del que la docencia no queda exenta.

El aislamiento social, preventivo y obligatorio comenzó tempranamente para la docencia de la Ciudad y el país, siendo impuesto por los propios trabajadores de la educación frente a las precarias condiciones de higiene y seguridad existentes en las escuelas para hacerle frente a la pandemia.

El relato y la realidad

El Ministro de Educación Trotta, afirmó el 4/6 a través de un Facebook Live, que desde el Gobierno citaron "a las cuatro asociaciones que nuclean a las instituciones de gestión privada, para que se pueda postergar el pago de las cuotas de los colegios, sin intereses y que se retroceda en el aumento de las cuotas, que se han dado en marzo". Remarcó que al gobierno le preocupó "la mora, porque hay un retraso de los pagos muy marcado. Y tenemos que garantizar el pago de los salarios de los docentes y los no docentes" y agregó que "el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) ayuda a pagar los salarios, hasta la mitad del salario de los trabajadores. Se presentaron 3600 escuelas de “gestión privada” para pedir ayuda y pagar los salarios del mes de abril". A esto se le suman las recientes declaraciones del presidente acerca de que el programa ATP no incluirá a los aguinaldos de julio.

No obstante, se acrecienta el número de escuelas privadas en las que se realiza el pago de salarios al 100% para los docentes que integran la Planta Orgánica Funcional (POF), mientras que al conjunto de los trabajadores por fuera de la POF, se les comunica la ‘cuotificación’ de sus salarios, en el contexto de una carestía agravada por la pandemia. Pretextan la imposibilidad de pago en tiempo y forma, aun recibiendo diversos porcentajes de subsidios por parte del Estado, debido a la mora de las familias en las cuotas.

Es necesaria la apertura de los libros contables bajo control y gestión de sus trabajadores, la estatización de las escuelas privadas que despidan o suspendan y un convenio colectivo de trabajo en el marco del Estatuto Docente.

La situación en la “gestión privada”

Los colegios privados en la CABA no están librados a la “suerte del mercado”: sólo el 35% de esos establecimientos no reciben ningún tipo de subsidio. El 71,2% de los colegios privados de los niveles obligatorios recibe algún tipo de subsidio y el 30% de los colegios reciben el 100% del financiamiento de la plantilla docente. Las escuelas privadas gozan de exenciones impositivas en IVA, Ganancias y aportes patronales.

Los maternales y jardines, son los más afectados. En Argentina, el Nivel Inicial es el más privatizado del sistema educativo. 1 de cada 3 niños concurre a una guardería o jardín privado, según un estudio del Observatorio Argentinos por la Educación.

La falta de vacantes para niños en Escuelas Públicas de Nivel Inicial es alarmante y se agrava por la enorme carencia de escuelas y la falta de construcción de nuevos establecimientos.

Ante esta situación de amenazas de despidos y suspensiones, Sadop manifiesta su repudio y sus “acciones” no pasan de imposturas verbales que no se orientan a organizar a la docencia. La Celeste de UTE, continúa sin impulsar instancias de deliberación y resolución para la lucha de la docencia en general y de privados en particular.

La coordinación de las luchas

Recientemente, se conoció el caso de 8 docentes del Colegio Norbridge en Del Viso, que fueron informadas que serían suspendidas “sin goce de sueldo”. Las familias a través de un pedido lanzado en la plataforma Change.org, comenzaron una campaña para que las autoridades retrotraigan la medida. A esto se suma la quita de becas a los hijos de los docentes que estudian en el instituto. Hay que coordinar las luchas con un planteo de conjunto por la totalidad de las reivindicaciones de la docencia y la clase obrera.

Suscribite a Política Obrera