Egresados de Farmacia: precarizados por la UBA y el Gobierno de la Ciudad

Escribe Claudia Jati

Tiempo de lectura: 2 minutos

Los estudiantes y graduados de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la UBA, a través de la Secretaría de Extensión Universitaria de la Facultad, pueden acceder a algunos puestos de trabajo mediante convenios que realiza la Facultad con ciertas empresas y con instituciones públicas.

La Facultad de Farmacia y Bioquímica ha realizado un convenio con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para cubrir cargos de farmacéuticos en hospitales municipales y en los diversos Cesac (Centros de Salud y Atención Comunitaria) con egresados de la UBA.

Pero no todo es color de rosa. Detrás de ese convenio, se esconden contratos basura y precarización laboral. La misma facultad que emite los títulos, desarrolló convenios de explotación laboral para sus egresados, desvalorizando todo el esfuerzo de sus propios estudiantes.

Esos egresados son tomados bajo contrato, sin pase a planta, y debiendo facturar como monotributistas, desconociendo el Estado la relación de dependencia establecida con sus trabajadores. Estos no cuentan con cobertura de ART, por lo tanto, en caso de accidente de trabajo o enfermedad laboral están completamente desprotegidos. En caso de enfermedad, les descuentan los días no trabajados ya que, al ser monotributistas, no les reconocen las licencias. Por la misma razón, no tienen vacaciones pagas. Y carecen de representación gremial y no están comprendidos en las paritarias. Actualmente, los egresados de Farmacia cobran aproximadamente $32.000 por mes en los hospitales públicos, generalmente con dos meses de retraso.

El hecho de estar bajo contrato y no tener representación gremial, hace muy difícil poder encarar un plan de lucha por parte de esos trabajadores, bajo la presión de que no les renueven el contrato – por supuesto que, tratándose de monotributistas, no reciben indemnización. Se encuentran en una posición muy vulnerable frente a la patronal.

Por eso, desde Tribuna de Salud Farmacia, consideramos necesario encarar la lucha contra los convenios basura de los egresados, apañados por la Facultad, de manera conjunta con los estudiantes que actualmente cursan la carrera.

En primer lugar, denunciando entre los estudiantes de la carrera cuáles son las condiciones establecidas a través de los mencionados convenios. Y, mediante asambleas estudiantiles, plantear un plan de lucha para presionar al decanato y lograr mejoras laborales.

Creemos que podría ser una tarea conjunta, de trabajadores y estudiantes, con todo el potencial que tiene la unidad obrero estudiantil.

Suscribite a Política Obrera