Como enfrentar a las patronales negreras del gas

Escribe Dote de Gas Natural

Tiempo de lectura: 2 minutos

Con la "excusa" de la crisis del COVID 19, la discusión salarial del corriente año encontró a las patronales del gas abroquelados en una misma política: la negativa de ofertar ningún tipo de mejora en los castigados bolsillos de los trabajadores. Es decir, que se han confabulado para bloquear la posibilidad de una mejora salarial y otros reclamos.

Las empresas de la industria del gas están empeñadas en darnos la razón cuando las definimos como lo que son: negreras. La prueba de ello son los recientes accidentes graves de tres compañeros en Naturgy durante sus tareas laborales, el reducido plantel de trabajadores, que además se encuentra diezmado por la crisis del COVID 19, sin que por ello se incorpore más personal para su reemplazo, la innecesaria exposición al contagio que promueven, con un plantel de entre un 50 y un 60% de trabajadores tercerizados o monotributistas que cobran su sueldo mensual con retraso y en cuotas, con sus aguinaldos en riesgo de correr la misma suerte y, para colmo de los colmos, ¡el congelamiento salarios!

Sin embargo, para los empresarios el panorama es totalmente opuesto: a las empresas de la industria del gas no les podría ir mejor. Por ejemplo, la española Naturgy, tuvo dividendos por algo más de 3.600 millones de pesos, en las transportistas TGN (comandada por Techint, y CGC del empresario Eduardo Eurnekian) la ganancia operativa hacia setiembre del 2019 era de 4.108 millones de pesos, y lo mismo ocurre en TGS (controlada en forma mayoritaria por CIESA, a su vez controlada por Pampa Energía de Marcelo Mindlin), cuya ganancia operativa fue de 13.381 millones de pesos a setiembre del 2019. Estas empresas reciben la ayuda del gobierno a través de la ATP y que han hecho un frente único para avanzar sobre nuestras conquistas.

Es por eso que resulta imprescindible preparar medidas e instancias de organización y discusión para enfrentar a una patronal que se presenta firme y decidida a aprovechar el momento para imponerle una seria derrota a los trabajadores de la industria del gas.

Un primer paso es organizando asambleas en las distintas empresas para discutir los distintos criterios, el método y con qué programa de reivindicaciones salimos a luchar, para luego verterlo en un congreso único general de trabajadores de toda la industria. De esta manera se podrá golpear con un solo puño y enfrentar los abusos de estos negreros.

Para luchar por estas reivindicaciones.

  1. Pago en término de sueldos y aguinaldo, principalmente a los contratados.
  2. Efectivización de tercerizados y monotributistas e incorporación de nuevos trabajadores.
  3. Recomposición automática de nuestros salarios, según la inflación.
  4. Bonificación inmediata para aquellos compañeros que debieron exponerse al contagio.
  5. Que se declare la actividad, como tarea riesgosa.
  6. El ingreso de nuevos trabajadores.

Para obtener estos reclamos debemos impulsar:

  1. Asambleas en todos los lugares de trabajo, que definan un plan de lucha por nuestras reivindicaciones.
  2. Un Congreso Único Nacional de los trabajadores de Gas.
Suscribite a Política Obrera