Enfermeros franqueros: repudiemos la resolución Gobierno de la Ciudad

Escribe Felipe López

Tiempo de lectura: 2 minutos

El gobierno porteño dictó el pasado 12 de junio una resolución que establece que “para hacer frente a la atención de la situación epidemiológica”, autoriza a los directores médicos de los hospitales “a asignar tareas al personal franquero comprendido en la Carrera de Enfermería y Especialidades Técnico Profesionales de la Salud y en la Carrera de la Administración Pública, indistinamente en días hábiles de la semana, sábados, domingos, feriados, días no laborables o aquellos días que sean considerados asueto” y a “modificar el lugar y/o repartición laboral”.

El decreto no contempla que la gran mayoría de los enfermeros franqueros cumplen tareas en otros hospitales, clínicas y geriátricos, sean de la Ciudad o en la Provincia de Buenos Aires, ya que los míseros salarios los obligan a emplearse en más de un trabajo con la finalidad de alcanzar un haber que se acerque a la canasta familiar. También existe el caso de madres y padres que trabajan ambos y se dividen las tareas de cuidados, trabajando unos los días de semana y otros los francos y feriados o asuetos, para cuidar a sus hijos y realizar las tareas del hogar. Lo que parece una medida “necesaria” choca con las condiciones de trabajo reales. Por otra parte, faculta a los jefes de servicio a decidir quién debe prestar servicios los días de semana. En muchos casos, estos jefes de servicio son, además, “representantes sindicales” que han olvidado de la defensa de los Intereses de los enfermeros.

Una verdadera planificación y organización de la salud, particularmente, mientras perdure la pandemia, es resolver la jornada laboral de seis horas, sosteniendo los haberes que perciben, en este caso la de los enfermeros, y liberar a los trabajadores de la salud a tener que trabajar en más de un establecimiento. Esa sería la forma de defender al profesional que recorre más de un nosocomio y cruza media provincia para ir de un lado a otro, aumentando los riesgos de difusión del Covid19, y preservar la salud de los pacientes y de toda la población.

Impulsemos asambleas de repudio a este y a todo decreto que ataque las condiciones de trabajo. Impulsemos notas y petitorios a los directores y sindicatos, para que se abstengan de aplicar esta resolución.

Repudiamos el Decreto 499/2020, por tratarse de un planteo que, en las condiciones reales de trabajo que cumplen los enfermeros, se hace imposible de cumplir, a menos que se dicte que solo deberá prestar servicios en un solo establecimiento, manteniendo los haberes que cobran en la actualidad.

Suscribite a Política Obrera