El tercer paro de repartidores en Rosario

Escribe Guille Molesto

Está planteada la coordinación de las luchas.

Tiempo de lectura: 2 minutos

En el marco de la jornada internacional organizada por los trabajadores de las apps, se llevaron adelante movilizaciones y asambleas en diferentes puntos del país. Cadetes de Pedidos Ya, Rappi, Glovo, y repartidores independientes se reunieron en la Plaza Pringles de Rosario para movilizarse hasta la sede de gobernación, donde se realizó una asamblea con corte de calle. Se logró dejar expuestas las condiciones de precarización y superexplotación laboral a las que está sometida la juventud rosarina y la importancia de coordinar con otros sectores en lucha.

La pandemia acentuó estas pésimas condiciones laborales. Seis cadetes han muerto en todo el país en lo que va de la cuarentena. Ninguna empresa ni el estado se hacen cargo.

Las empresas con la modalidad de contratación indirecta, con la excusa de que “sos tu propio jefe”, te obliga a inscribirte como monotributista y, en consecuencia, no se hacen cargo de ART, no hay seguros de vida, ni obra social, ni vacaciones, los salarios dependen exclusivamente de la cantidad de viajes que realices, los kits de seguridad e higiene para afrontar el virus corren por cuenta propia del cadete, y por supuesto no existe un lugar físico donde poder hacer la parada entre viaje y viaje. En estas condiciones la situación de indefensión se tornó extrema.

Rosario y toda la provincia, en los últimos días, se ha visto convulsionada por conflictos sociales casi diarios, precarizados estatales, precarizados privados (gastronómicos, calls centers, etc.), docentes y estatales sin paritarias, reemplazantes sin salarios, el conflicto de los chóferes que se acentúa, los artesanos y músicos etc. Estamos frente a una crisis que afecta al conjunto de los trabajadores formales e informales. Los despidos crecen en varios sectores de la industria y gran parte de la juventud, para no morirse de hambre, se ve volcada a darse de alta en alguna de las apps con esta modalidad de superexplotación. El no pago del IFE en la provincia va a acentuar estos conflictos en algunos sectores.

En este marco de luchas en curso, queda planteada la necesidad de coordinar acciones y planes de lucha para arrancar los reclamos a las empresas y al estado, por la reapertura de paritarias, el pase a planta y la defensa de las condiciones y laborales, subsidios para trabajadores formales e informales. Desde la agrupación Repartidores en Lucha participaremos de la próxima asamblea local, planteada para el próximo 15 de julio.

Vamos por la conquista de todas nuestras reivindicaciones.

Suscribite a Política Obrera