Desocupación y Covid-19 en EEUU

Escribe Emiliano Monge

Tiempo de lectura: 3 minutos

Gracias a la imposición de la “inmunidad de manada” de Trump, los casos pasaron de 19.000 fallecidos a principios de junio a más de 45.000. La OMS dice que La desocupación sube a niveles récord. En medio de todas estas noticias catastróficas y con índices que sólo se remontan a la segunda guerra mundial, las bolsas suben (Dow, Nasdaq, S&P 500) por los estímulos de dinero por parte de la FED, una enorme burbuja financiera porque la economía norteamericana va a caer de un 8 a un 14% según diferentes estimaciones y lo que se expande son las quiebras y los concursos. Se trata de una economía zombi que se sostiene por el subsidio financiero del estado y la apuesta a una vacuna.

Debido al aumento de casos, que en los últimos días fue de 45.000 diarios, 16 estados pausaron o recularon la reapertura. Ninguno, lo hizo en el sentido de un cierre de la producción no esencial, a pesar del aumento de las infecciones y la muerte en fábricas empacadoras de carne a lo largo del país, en las automotrices, logística y muchas más fábricas o almacenes. Fauci (asesor de Trump) testificó ante el Comité de Salud, y advirtió que los casos pueden trepar muy rápidamente a 100.000 o más por día. Dijo estar muy preocupado porque todo puede ir “muy mal”. Explicó que “en los cuatro estados que representan alrededor del 50 por ciento de las nuevas infecciones vamos en la dirección equivocada, así que realmente tenemos que hacer algo al respecto, y necesitamos hacerlo rápido”.

No podemos centrarnos solo en aquellas áreas que están teniendo el aumento. Pone a todo el país en riesgo. Tenemos más de 40 mil casos nuevos por día. No me sorprendería si aumentamos a 100,000 casos nuevos por día si esto no cambia. Las infecciones en los EEUU superan los 2,6 millones y el número de muertes los 127.000. Once estados tuvieron un aumento promedio diario en casos de más del 100% en los últimos 14 días. Estos incluyen Florida (237%), Texas (165%), Arizona (128%) y Oklahoma (176%). El aumento diario promedio de California es del 70%; Ohio ha aumentado en un 69% (Post, 29/6).

La ira está aumentando en la clase trabajadora. Cada vez es más evidente que la lucha contra la pandemia y sus consecuencias deben conducir a una confrontación política con la administración Trump, el reaccionario sistema bipartidista dominado por las patronales y el capital financiero.

Trabadores de Amazon están en huelga en Minnesota por casos de Covid-19. FCA paró en Michigan, en la fábrica de Detroit. HCA trabajadores de la salud pararon en Riverside California. En Joliet Illinois pararán 700 enfermeras el 4 de julio. 4.000 trabajadores de Bath Iron Works, una empresa que hace barcos, están hace una semana de paro por la deslocalización planificada por la patronal.

El número de trabajadores en plantas de procesamiento de alimentos infectados con coronavirus continúa creciendo. Más de 230 trabajadores en una planta de procesamiento de ensaladas de Dole Foods en Springfield, Ohio, ahora han dado positivo por COVID-19. El salario medio para los trabajadores de procesamiento de alimentos en los Estados Unidos es de $ 13.24 por hora, según la Oficina de Estadísticas Laborales. Para una familia de cuatro, esto es apenas suficiente para superar el nivel nacional de pobreza de $ 26,200. Los trabajadores del rubro superan en muchos casos las 10 horas diarias. La semana pasada, 82 trabajadores o el 46% de dio positivo en Champlain Valley Specialty de NY, una compañía que empaqueta manzanas. En Dole Foods de Ohio, 829 trabajadores de la planta dieron positivo. Se descubrió que la planta de Oswego propagó el virus a otras dos fábricas en el área. 37 trabajadores dieron positivo en una planta de aluminio en el condado de Montgomery, Nueva York, y 4 de cada 18 trabajadores fueron positivos en una granja en el centro de Nueva York.

Trump propone suspender los fondos de asistencia CARES (que constan de 600 y 1200 dólares que se lanzaron para apagar el incendio propagado por las “huelgas salvajes” en distintos lugares de trabajo desde marzo), porque desalientan la vuelta al trabajo. Advirtieron que se van a suspender en julio, lo que producirá un incremento de los desalojos (el 30% de los inquilinos no llega a pagar) y las filas de los bancos de comida (Politico, Andy Winkler). El proyecto fue aprobado por ambos partidos y constaba de un rescate multibillonario administrado por los fondos buitres.

El Bureau of Labor Statistics declare que el 47,2% de la fuerza de trabajo norteamericana está desempleada, lo que constituye el mayor índice en 80 años. Se trata de una medición “real” del desempleo, porque no toma sólo la población que “busca” trabajo, sino el total de la población.

En algunas ciudades como Nevada, el desempleo es mayor al 25%, como así entre la población de 18-24 años. Esto se debe a la oleada de bancarrotas que hace que los trabajadores no tengan un lugar adónde ir.

Suscribite a Política Obrera