El rectorado de la UBA confiesa la crisis del CBC

Escribe Nicolás Morel

Tiempo de lectura: 3 minutos

Durante la última reunión del Consejo Superior se resolvió que, de manera excepcional, aquellos estudiantes que deban hasta tres finales del CBC pueden inscribirse condicionalmente al primer año de la carrera. La condición de que los exámenes adeudados sean rendidos antes del 31 de marzo de 2021. La medida recién es tomada un mes después del inicio de un cuatrimestre que ha presentado un sinfín de problemas relacionados a las condiciones de cursada y al acceso de los contenidos de las materias.

¿Por qué la medida?

Año tras año la cantidad de compañeros que se quedan afuera de la carrera es gigantesca. Entre las varias razones que hay, deber finales es una de ellas. Sin embargo, la nueva medida ("excepcional") llega tarde y es insuficiente. Los problemas de cursada siguen existiendo y cada día que pasa es mayor el número de estudiantes que dejan los estudios, desmoralizados por el funcionamiento totalmente limitado de las plataformas virtuales. La resolución es una confesión de parte de las autoridades del CBC y de la UBA de que la virtualidad en los términos en que ellos la han implementado ha sido un fracaso sin precedentes.

La medida es también consecuencia de la creciente bronca que ha despertado entre los estudiantes la incapacidad de poder acceder a una cursada digna. Esto se expresó en una tendencia a organizarnos: han girado petitorios de carácter masivo exigiendo respuestas inmediatas. Este hecho adquiere un valor especial, por cuanto no ha existido por parte de ninguno de los centros de estudiantes de la UBA, ni de la FUBA, ninguna propuesta para darle un canal de expresión a estos reclamos mediante, por ejemplo, la convocatoria a asambleas. La gestión del CBC está buscando evitarse una crisis aún mayor, la cual podría ocurrir de acá a fin de año si el número de deserciones aumenta. Otro aspecto crítico que improvisadamente se pretende abordar es el desfasaje de los calendarios entre el CBC y las carreras. ¡Los segundos cuatrimestres de las carreras van a comenzar con el primer cuatrimestre del CBC sin terminar!

Es necesario llamar la atención sobre otro detalle que hace a la “letra chica” de la resolución: por un lado, se define que esta modalidad sea de carácter “extraordinario”, esto es, que solo se aplique al ciclo lectivo 2020. Así se busca mantener sin modificaciones uno de los principales roles que cumple el CBC en la UBA: el de restringir, mediante la llamada “correlatividad en bloque” (la obligación de aprobar las seis materias del CBC para poder ingresar a la carrera) el número de personas que efectivamente terminan ingresando a las facultades. Una forma de evitar que quede aún más en evidencia la incapacidad de la UBA de dar clases a todos aquellos que se inscriben en ella. Por otro lado, se plantea en la resolución que cada facultad debe definir cuáles son las materias cuyos finales pueden adeudarse y cuáles son las que obligatoriamente deben rendirse para poder pasar a la carrera. Se abre la puerta a que los decanos puedan definir como prioritarias las materias que más desaprobados tienen, reduciendo así aún más la cantidad de compañeros que van a resultar beneficiados con esta resolución.

Vamos por el cumplimiento todos nuestros reclamos

La resolución aprobada por el consejo superior constituye un intento de tapar el sol con el dedo. Luego de un mes de dejar que la crisis que atraviesa el CBC siga su curso, esta resolución es tardía y no toca el eje central de nuestros problemas. Aun así, debe servirnos para impulsar aún más la lucha por nuestras condiciones de cursada.

En el fondo, las medidas tomadas por la gestión de la UBA y sus agrupaciones estudiantiles en la FUBA muestran su complicidad con el vaciamiento de la educación: complicidad que se expresa también en el apoyo del Rector de la Universidad, Alberto Barbieri, a la renegociación de la deuda externa, aún a sabiendas de que ella implica un desvío gigantesco de fondos que deberían ser destinados a la educación pública hacia los bolsillos de los grupos tenedores de deuda.

Desde la UJS (Tendencia) venimos llevando a cabo desde el comienzo del cuatrimestre reuniones abiertas que discuten las problemáticas que atravesamos los estudiantes en la cursada y que ha desarrollado toda una campaña en defensa del derecho a cursar. Invitamos a todo el mundo a organizar instancias de deliberación en cada carrera, cada sede y cada curso.

¡Por el cumplimiento de todos nuestros reclamos!

¡Por asambleas en todas las sedes del CBC!

Sumate a las reuniones abiertas.

Suscribite a Política Obrera