Fuego cruzado en el AMBA

Escribe Ana Belinco

Tiempo de lectura: 2 minutos

El lunes pasado se produjo un fuerte roce entre Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof, el dúo gobernante del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), por un posible desdoblamiento de las estrategias del aislamiento social obligatorio, a partir del 17 de julio próximo.

Una vez más, Larreta busca marcar los tiempos hacia la “reapertura económica”. En ese sentido el lunes pasado, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, anunció que desde el 18 de julio próximo se espera que dentro del territorio de la CABA se pueda acceder a una mayor flexibilidad en las actividades sociales y económicas. Dice mirar el índice R, que mide el nivel de contagiosidad, que estaría mostrando una mejoría. Quirós afirma que, si bien el AMBA es un área interdependiente y tiene un vínculo logístico con el resto de las grandes ciudades del país, la CABA toma decisiones de manera independiente o parcial.

Kicillof salió al cruce planteando que en la CABA es donde hay más contagiados, ya que los números serían de 1 cada 100 habitantes contra el 0,3 cada 100 habitantes registrado en la provincia. El ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, planteó que no sería deseable separar las estrategias epidemiológicas del AMBA ya que el territorio constituye una unidad poblacional difícil de separar y que "si liberan el AMBA, estallarán los casos en Córdoba y Rosario". Casi 16 millones de habitantes viven concentrados en el área metropolitana.

Estado de situación

La cantidad de casos positivos acumulados desde el inicio de la pandemia, a nivel nacional, es de 80.447 contagiados y 1.582 fallecidos, con un nivel de ocupación del 51,6% de las camas de terapia intensiva.

Durante el lunes 6, cuando comenzaron los escarceos políticos entre ambos lados de la General Paz, hubo 2.632 nuevos contagios, de los cuales 1.476 corresponden a la Provincia de Buenos Aires. En provincia, suman 41.450 casos positivos. En CABA, donde se produjeron 995 casos nuevos, el total registrado asciende a 32.280 casos positivos. La cantidad de fallecidos, en todo el país, fue de 75, la cifra más alta desde la llegada del Covid-19 a Argentina. En el AMBA la ocupación de camas de terapia intensiva sigue la misma curva creciente que en la Nación, es del 58,8%.

Los deseos de apertura económica y social del larretismo chocan con los datos duros de la realidad. Varias provincias, como Mendoza, Salta, Santa Fe, que habían comenzado etapas avanzadas de flexibilización en el último tiempo tuvieron que dar marcha atrás por los rebrotes. El avance de la pandemia lejos está de ser resuelto.

¿Se rompe la unidad de acción en el AMBA?

Esta pregunta para ser contestada tiene por delante los diez días que quedan hasta el final de la etapa actual de la cuarentena. Es de esperarse nuevos cruces entre Kicillof y Larreta. Mientras la pandemia y la crisis sanitaria siguen en aumento agravando la crisis socioeconómica y política en curso.

El régimen político está tratando de forzar la mano para concluir la cuarentena en favor de “la economía”, pero se encuentran con los límites que le impone la misma realidad. Por un lado, el desarrollo creciente del Covid-19 y, por el otro, la cuestión del desborde de un sistema sanitario vaciado y en peligro inminente de colapso ya que los enfermos por la pandemia se suman a las múltiples dolencias que se desarrollan comúnmente en periodo invernal.

Suscribite a Política Obrera