Agresión de la patota de ASIMM contra los repartidores

Escribe Mauro Abasto

Fuera las patotas y la burocracia de los sindicatos.

Tiempo de lectura: 1 minuto

Una patota de la Asociación Sindical de Motociclistas, Mensajeros y Servicios (ASIMM) agredió a los repartidores de las aplicaciones de delivery que se concentraron esta mañana en la Legislatura porteña para impedir que salga la ley antiobrera promovida por Juntos por el Cambio. La agresión se produjo ante la inacción cómplice de la Policía Metropolitana.

El proyecto en cuestión precariza aún más el empleo de los trabajadores del reparto y les da más herramientas a las empresas que gestionan las aplicaciones para mejorar sus beneficios a costa de una mayor explotación. Por ejemplo, los trabajadores deben conseguir por sus propios medios la indumentaria y los permisos para poder trabajar, si viven fuera de la Capital no podrán trabajar en CABA, se lo identifica al trabajador como “trabajador autónomo” que presta un servicio entonces los seguros y las multas también correrán por su cuenta, etc.

La burocracia de ASIMM, que era convocante de la jornada de hoy, no quiere saber nada con la organización independiente de los trabajadores. Su blanco fueron los repartidores de las diferentes apps que vienen organizando e impulsando los paros internacionales de los últimos meses.

Responsabilizamos a Marcelo Pariente, secretario general del sindicato, por la agresión sufrida por los compañeros.

Los trabajadores del reparto sacarán las conclusiones que arroja esta experiencia. En este contexto de crisis que se agudiza por la pandemia, se impone la necesidad de reforzar la organización y coordinar con otras luchas en curso de otros gremios: alimentación, salud, aeronáuticos.

Fuera las patotas y la burocracia de los sindicatos.

Viva la lucha de los trabajadores repartidores.

Suscribite a Política Obrera