Jornada nacional de lucha piquetera por trabajo genuino y los comedores sociales

Escribe Joaquín Antúnez

Tiempo de lectura: 2 minutos

Este martes, organizaciones piqueteras protagonizaron una jornada nacional de lucha, con cortes en Puente Pueyrredón, la General Paz y Panamericana y en ciudades del interior. Participaron una docena de organizaciones, entre ellas, el Polo Obrero (Tendencia). Conversamos con Eduardo Molina, dirigente del Polo Obrero (T).

“La jornada de hoy es una instancia nacional, alcanza a 23 provincias, discutida en conjunto a otras organizaciones piqueteras como el MIJD y la OCR, a la cual se han sumado otras organizaciones bajo el reclamo de trabajo genuino y el aumento para los comedores sociales. Acá, en el conurbano, nos hemos movilizado en tres puntos: Liniers, Panamericana y Puente Pueyrredón”.

“El reclamo del trabajo genuino necesita una salida urgente para los desocupados. Si el gobierno mantiene paralizada la obra pública o decide no convocar a los compañeros a trabajar, a darles tareas, nuestro reclamo es la apertura universal de los planes sociales para todos los desocupados que lo soliciten”.

“Igualmente, los planes sociales hoy se encuentran congelados en $8.500, cifra con la cual es imposible subsistir, del mismo modo que no alcanzan los $10.000 del IFE, que ni siquiera ha sido entregado al conjunto de los desocupados. Lo cual marca la necesidad de esta acción de lucha”.

¿Han recibido respuestas del gobierno?

En todos estos meses de pandemia no hemos recibido respuesta favorable. Los funcionarios de segunda y tercera línea que, en otras ocasiones, nos recibieron han incumplido constantemente a su palabra. Nosotros exigimos ser recibidos por el ministro Arroyo, aún no hemos tenido respuestas al respecto.

La situación en los barrios ha tendido a agravarse, es necesaria una respuesta a la situación que se viven en las barriadas del todo el país para garantizar que el virus no se expanda. El gobierno, hoy por hoy, retacea la entrega de mercadería, la que entrega es sumamente insuficiente para la cantidad de ollas populares que se han puesto en pie en todo el país. Ni hablar de la calidad misma de los productos que entregan. Es urgente un aumento de las cantidades y también de la calidad de los alimentos.

¿Cuáles son las medidas a seguir?

La jornada de hoy no es un hecho aislado, sino que se inscribe en un plan de lucha nacional que ya hemos discutido con los compañeros y que seguirá creciendo mediante el debate en los barrios y en las asambleas para que el gobierno nacional ponga todos los recursos necesarios para que los trabajadores de las barriadas podamos enfrentar la pandemia.

Suscribite a Política Obrera