Subte: pronunciamiento del taller Rancagua en lucha contra el asbesto

Escribe Delegados y Asamblea General del Taller Rancagua

Tiempo de lectura: 2 minutos

Los trabajadores del Taller Rancagua, encargado del mantenimiento del material rodante de la Línea B del subte, con una larga historia de lucha, desde principio del año pasado iniciaron una retención de tarea que hace un año, el 22 de julio de 2019 pasó a ser total, en reclamo por la eliminación de material cancerígeno introducido por la empresa y el gobierno (asbesto), cuando ya se encontraba prohibido en el país.

A un año de iniciada la retención total que permanece al día de hoy, con una lucha que se ha extendido al conjunto del subte y la AGTSyP, mientras la UTA carnerea las medidas mientras se envenena a los trabajadores, los obreros del Taller Rancagua se reunieron en asamblea y votaron por unanimidad un pronunciamiento que integra un balance, un pliego de reclamos, exigencias urgentes a la patronal y un llamamiento a todos los trabajadores del subte, que aquí reproducimos integralmente:

“Un año de retención total de tareas en la lucha contra el asbesto: ¡queremos soluciones ya!”

“Al cumplirse un año de una medida histórica dentro de las luchas del Subte, celebramos la entereza y la convicción con la que los trabajadores de nuestro taller llevamos adelante la acción gremial más contundente en el marco de este conflicto de salud pública.

Durante éste tiempo hemos logrado importantes conquistas: la construcción de una cabina de desamiantado parcial, cómo reacción de la empresa ante nuestros reclamos, el comienzo de la inscripción de todos los compañeros al RAR, los exámenes médicos auditados por profesionales de nuestro Sindicato, con el apoyo médico y psicológico a los trabajadores aportado por el mismo, el lavado de nuestras ropas de trabajo por parte de la empresa, el acondicionamiento total de nuestro vestuario con provisión de dobles lockers, el licenciamiento de los compañeros afectados con el cobro del 100 por ciento del salario. Judicialmente, mediante las presentaciones legales de nuestro sindicato, hemos obtenido fallos ejemplares a nuestro favor y un Acta con fecha perentoria para el comienzo de los estudios del cambio de flota en la Línea B.

Sin embargo, estos avances y la extensión de la lucha al conjunto del Subte no pueden dejar de lado dos hechos inadmisibles: que desde marzo tenemos un acta que es incumplida por la empresa (cambio de flota Mitsubishi en la línea B), y que no se ha reacondicionado el Taller para volver a trabajar en condiciones de mínima salubridad. El Taller Rancagua es el sector más afectado por el asbesto, con 13 compañeros, uno de ellos operado de un tumor pulmonar. ¿Qué más necesitan la empresa y el gobierno de la Ciudad para realizar el acondicionamiento necesario?

Por lo tanto, exigimos a la empresa Metrovías, a Sbase y al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, responsables por su negligencia ante este problema:

  • El acondicionamiento inmediato del Taller Rancagua en lo referido a la renovación y/o tratamiento del aire ambiental, cómo condición previa de nuestro regreso al Taller.
  • Que se cumplan los fallos judiciales obtenidos y las actas firmadas por la empresa.
  • Renovación de las flotas de las líneas B, C y E.
  • Plan de desasbestización de toda la red y el Premetro bajo el control de trabajadores y usuarios.
  • Incorporación al RAR y análisis médicos a todos los trabajadores. Los afectados son grupo de riesgo ante el COVID-19.
  • Llamamos a todos los compañeros del Subte a aunar fuerzas por estos reclamos mediante pronunciamientos y asambleas, y los convocamos a apoyar toda medida de lucha que los trabajadores de Rancagua resuelvan si seguimos sin respuestas.

Delegados y Asamblea General del Taller Rancagua

Suscribite a Política Obrera