Sobre los balances de Unilever en Prensa Obrera

Escribe Pablo Busch

Respuesta a la "historia oficial".

Tiempo de lectura: 4 minutos

Dos 'escribas' de la camarilla del PO salieron en los últimos días a ‘relatar’ la derrota de la Naranja en Unilever, para apuntalar la moribunda "la historia oficial" entre los militantes que todavía permanecen en sus filas. Es una calumnia contra las experiencias clasistas en el movimiento obrero. Que el objetivo de los escribas no es abrir un debate lo muestra la expulsión de la mayoría de los militantes de la zona norte.

Antes de responder, llamo la atención del lector sobre el triunfalismo febril que ha ganado a la dirección del PO, que realiza ‘profundos’ balances de las derrotas ajenas y los triunfos que se adjudican como propios, y hacer lo contrario con las victorias ajenas y las numerosas derrotas propias.

Prensa Obrera no publicó nada sobre la conquista del bono de 20 mil en Unilever, pero ya sacaron dos notas en una semana sobre la derrota de las elecciones de Knorr. El imposible "especialista sindical", Donald Schiffmacher, no escribió una palabra sobre la derrota en Alba ni en Acoplados Salto - "que nuestras derrotas las cuenten los otros", dice la burocracia sindical. Como ha ocurrido recientemente con el dos veces presidente de la FUBA, Julíán Asiner, bastó que reclamara un debate con la Tendencia para dejar de ser "un enorme cuadro" a un "miserable en descomposición y gente poco seria". Así, la Naranja pasó de ser "una potencia en el gremio de la Alimentación" a ser portadores de una "política izquierdista para la tribuna, pero conservadora en los hechos". El aparato oficial subestima la inteligencia del lector y ni qué decir la de los militantes.

Boludeces NO

Informarse de la lucha del clasismo a través de los portales de la burocracia de la Verde del STIA les juega a los escribas una mala pasada. Para el ‘especialista sindical’ encargado de descalificar a la Naranja (la manija se la dio el super aparato Juan Pablo Rodríguez), la Naranja pagó haber dejado pasar los despidos y los cierres de sectores. Aunque en el futuro el "especialista sindical" corrija el tiro, la calumnia ya está instalada. Si la burocracia Verde dice que hubo despidos y cierres de sectores, para Prensa Obrera es suficiente. No importa que en ocho años de experiencia clasista se hayan erradicado del mapa los despidos -luego de dos paros contra despidos individuales en 2012 y 2013. (Podría decirse que los trabajadores de Knorr defendimos nuestro trabajo con la misma tenacidad que Bonfiglio y Schiffmacher "defienden" el suyo escribiendo contra el clasismo.)

La supuesta política "conservadora" de la CI de Unilever puede desmentirse en la sección -hoy desaparecida- de Prensa Obrera sobre Alimentación; lucha contra los despidos, piquetes y bloqueos al Parque Industrial de Pilar, asambleas, interfabriles, defensa del descanso hebdomadario, organización antiburocrática en el STIA Provincia de Buenos Aires y en todas las seccionales del país. En el tiempo desde que fuimos expulsados del PO, (en el que tuvimos que valernos sin el aporte de los especialistas sindicales) impulsamos el rechazo en asambleas a la paritaria del STIA, sacando un comunicado común con 50 delegados de Alimentación de todo el país e impulsamos el reclamo de aumento de emergencia que nos llevó a conquistar el bono de 20 mil pesos. Invitamos a contrastar este conservadurismo con las fábricas en las que militan "los especialistas".

El FIT-U y los sindicatos

Ambos escribas intentan personalizar el ataque, denunciando que Pablo Busch habría renunciado a su candidatura a concejal en Pilar. Quienes le otorgaron los primeros lugares de las listas de Pilar al MST y al PTS -cuya presencia en el movimiento obrero pilarense es casi nula- para que no encabece un referente de la Tendencia, ahora inventan una renuncia inexistente a esa candidatura. Por otra parte, allí donde pudieron o llegaron a tiempo; ELLOS hicieron renunciar o excluyeron de las listas a quienes adhirieron a la Tendencia. ¿Entonces? Si hubieran podido, excluían a Busch. Mientras nosotros hacíamos campaña por el voto al Frente de Izquierda-Unidad, y fiscalizamos mesas en toda la regional Pilar, el oficialismo del PO desertó por falta de militantes.

Donald raya el ridículo cuando reclama que lo echaron del grupo de WhatsApp de la Naranja de la Alimentación. Este no sólo ha apoyado la expulsión sumaria de 1.200 militantes, incluida a más de media Zona Norte, sino que no pertenece a la Agrupación, porque no trabaja en ninguna fábrica de la Alimentación, ni en ningún lugar en general desde hace un demasiado larguísimo tiempo. Quería permanecer de "Comisario Político del WhatsApp" de una agrupación organizada por militantes que él mismo separó del PO.

Hay conclusiones y conclusiones

El Donald de Zona Sur, Emiliano Bonfiglio, invita al lector a sacar conclusiones de su balance: la ruptura de los sectores obreros con la burocracia ya fue: es un espejismo de los seguidores de Altamira" -el 48% de Alberto sería la prueba definitiva-, la huelga general no es perspectiva. ‘Muchachos, dice este mal ‘figlio’, olvídense de la clase obrera, el proletariado ‘ya fue’, corre atrás de Albertito Fernández. Antes que él, Pitrola escribió que puede haber rebelión popular en Chile, pero de este lado de los Andes sólo se puede aspirar a una banca bonaerense en 2021. Explotan el revés en Knorr Suiza para desarrollar en sus militantes la desmoralización política, y resignarlos a una función de punteros de los “voceros” electorales que digita una camarilla. F-F tienen más claro que el aparato oficial la amenaza política que representan los trabajadores de Argentina, como se verá a corto plazo.

La etapa de recuperación de comisiones internas y sindicatos sigue abierta, aunque algunos manipulen algunos reveses para que concluyamos que está cerrada. Quienes estuvimos en el plenario nacional de apoyo a KImberly Clark, vimos numerosos contingentes nuevos de delegados y comisiones internas de todo el país (Ansabo, Minetti, Acindar, Granja Tres Arroyos, Suschen-Ateparece, etc). La derrota de Unilever nos ha dejado varias enseñanzas, que aprovecharemos para extender el crecimiento del clasismo en toda la geografía nacional.

Suscribite a Política Obrera