La tenaz lucha de Algodonera Avellaneda (Vicentin)

Escribe Germán Lavini

Tiempo de lectura: 3 minutos

En el gran enclave obrero de la ciudad de Reconquista, en Santa Fe, se da una de las más osadas peleas de la clase del momento, la de los operarios de la Algodonera Avellaneda del Grupo Vicentin.

Desde hace más de un mes y medio, los casi quinientos operarios de la Algodonera Avellaneda llevan adelante una lucha tenaz contra la patronal de Vicentin, por recomposición salarial y condiciones de trabajo, que recorrió paros totales, acampes y el bloqueo de ingresos a la planta, y una importante movilización -que recogió el apoyo de otros sectores obreros en lucha y de trabajadores locales-, desde el parque industrial hasta la sede del Ministerio de Trabajo.

Desde entonces, los trabajadores han atravesado cada una de las instancias de negociación en la que los cuatro delegados (un cuerpo de delegados surgido hace apenas ocho meses), han sostenido los reclamos con firmeza, respaldados por masivas asambleas de fábrica y medidas de fuerza, frente a los representantes de Vicentín y del Ministerio de Trabajo. Los obreros de Vicentin demandan una recomposición salarial de $20.000, lo que equivaldría a equiparar la canasta básica, en una empresa que amasa ganancias monumentales. La patronal ha renovado recientemente la maquinaria, lo que ha multiplicado la producción, pero paga una remuneración miserable de $116 la hora, y ha recortado beneficios y bonificaciones.

Luego de la cuarta audiencia sin respuestas, el delegado Germán D. manifestó que "la patronal volvió a presentarse con las manos vacías, incumpliendo con el ofrecimiento de una nueva propuesta, según se había comprometido en la última instancia de negociación". Agotada la conciliación y sin solución a los reclamos, se resolvió retomar el paro total y acampe en la fábrica; poner en pie un fondo de lucha. Los trabajadores también votaron su desafiliación de la AOT (textiles), que desde el primer momento boicoteó la lucha, y afiliarse al sindicato de Aceiteros.

La opción de los operarios algodoneros contra la burocracia textil es una respuesta a las maniobras de la AOT para desarmar y boicotear las medidas que los trabajadores vienen desarrollando. Tanto los quincenales, encuadrados en AOT, como los mensualizados del SETIA (Sindicato de Empleados Textiles de la Industria y Afines), se afiliaron al Sindicato de Empleados y Obreros Aceiteros y Desmotadores del Algodón.

El miércoles 22 de julio, a instancias de una solicitud del sindicato de Aceiteros, el ministerio de Trabajo accedió a convocar a las partes una quinta audiencia, que esta vez tuvo lugar en la sede del Sitram (Sindicato de Trabajadores Municipales). En esta ocasión donde estuvo presente Pusineri, secretario de Trabajo de la Provincia, el sindicato Aceitero y los delegados obreros, acompañados por una gran convocatoria de centenares de trabajadores, representaciones gremiales, familiares y organizaciones, que aguardaban en la calle. La audiencia fracasó, ya que faltaron a la citación los responsables por la empresa del Grupo Vicentin. Tampoco se presentó nadie por el gremio textil de la AOT, aun cuando fueron citados por el Ministerio.

La delegada obrera, Sonia Zanel, remarcó que debido a la provocación patronal "de no presentarse y la interrupción del diálogo por parte de la patronal, la asamblea del conjunto de turnos de la algodonera tomó la determinación de reafirmar la lucha, sostener el paro y bloquear el ingreso, no sólo de la Algodonera, como se venía haciendo, sino a todo el Parque Industrial de Reconquista, sin permitir el ingreso de insumos, ni la salida de producción y mercaderías de ninguna de las más de veinte fábricas y empresas que alberga.

La pelea que libran los obreros de la Algodonera no es una pugna aislada, se trata de una lucha central para el movimiento obrero de conjunto, que pone la prioridad de la agenda obrera y la independencia de la clase trabajadora, en el nervio vivo de la crisis. Con su lucha, las operarias y operarios de la Algodonera despejan un camino propio para los trabajadores en medio del conflicto del estado y la patronal de Vicentin.

La importancia de una extensa deliberación obrera de todo el conglomerado Vicentin, a través de un congreso de sus trabajadores, cobra plena vigencia.

Colaborá con el fondo de lucha de los obreros y obreras de la Algodonera Avellaneda: CBU: 0110428230042813998951

Suscribite a Política Obrera