Crónica de una muerte anunciada: Coto es responsable

Escribe Ángel - Combativos Mercantiles

¡Justicia por Jorge Alcaraz!

Tiempo de lectura: 2 minutos

El martes 28 de julio falleció por Covid-19 Jorge Alcaraz, trabajador de Coto durante 25 años en la sucursal 22 de Belgrano. Jorge se encontraba cubriendo una suplencia en sucursal 235 de Quilmes. Su pareja, por otro lado, espera el resultado del hisopado con un cuadro respiratorio complicado.

Coto acumula a la fecha cerca de 600 trabajadores contagiados de Covid-19, a la cabeza de una enorme lista. Los trabajadores de la cadena vienen denunciando incumplimientos en los -de por sí limitados- protocolos de la empresa, la negativa a cerrar las sucursales con casos positivos de covid19 para realizar las necesarias desinfecciones, la rotación de trabajadores de una sucursal a otra flexibilizando las condiciones laborales y aumentando la circulación del virus. También se rehúsa a otorgar el aislamiento obligatorio de los llamados contactos estrechos, llegando incluso a computarlos como días de vacaciones.

Días antes, la negligencia de Coto ya se había cobrado una vida: con 34 años, falleció la pareja de un trabajador que presentaba síntomas pero que había sido obligado a trabajar de todas formas.

Paremos con esto

Este abuso de Coto no podría darse sin la complicidad de los dirigentes del Sindicato de Empleados de Comercio. Su secretario general, Armando Cavalieri, viene de realizar un raid mediático para levantar la cuarentena, planteando “convivir con el virus”, en sintonía con el reclamo de las cámaras patronales de comercio.

No muy lejos de esto se encuentra Ramón Muerza, quien dirige a la mayoría de los delegados de Coto y posa de opositor a Cavalieri, pero sólo ha aparecido en escena junto a Alfredo Coto para impedir en conjunto la clausura de una sucursal. En la vereda opuesta, la deliberación y acción de los trabajadores de distintos mercados ha sido el factor determinante a la hora de hacer cumplir medidas de higiene, licencias y cierres para desinfecciones entre otras. Incluso continúa la pelea por la reducción de la jornada de trabajo, por un plus salarial y se ha sumado la exigencia de apertura de la paritaria de Comercio.

Desde la Agrupación Combativos Mercantiles hacemos llegar nuestra solidaridad a la familia de Alcaraz y al conjunto de los compañeros de Coto a quienes ofrecemos la siguiente propuesta, para el debate en cada mercado, con el objetivo de implementar un protocolo elaborado y supervisado por los propios trabajadores. (Ver aquí: https://www.facebook.com/notes/combativos-mercantiles/protocolo-por-y-para-los-trabajadores-de-comercio-frente-a-la-pandemia-de-covid-/2963722123663160?av=1176091795759544&eav=AfbbLkQeCpMEXaknV9FhNXoq2ahANp1Fe7AqACh2MYmmctaRyTgq0scscJJGuJB-opJJ-SozaFtGOB1kGiejMqFG)

Suscribite a Política Obrera