Santa Fe: los derechos de la niñez, en manos del clero

Escribe SP - Santa Fe

Tiempo de lectura: 2 minutos

La Secretaria Provincial de Niñez, Adolescencia y Familia de Santa Fe, Patricia Chialvo, publicó en sus redes el encuentro que mantuvo con el arzobispo de Rosario, Eduardo Martín, haciendo visible el apoyo del Estado provincial a la iniciativa de la iglesia católica de implementar un “sistema” para receptar "sospechas fundadas y/o denuncias sobre casos de abuso sexual contra menores y adultos vulnerables, por parte de clérigos y consagrados, y del encubrimiento de los mismos".

Chialvo señaló que la iniciativa se da "en el marco del derecho canónico y por orden del papa Francisco”, y que “resulta necesario avanzar en el esclarecimiento de cada vulneración de derechos”. Es absurdo hablar de esclarecimiento cuando la Iglesia ha sido la principal encubridora de los delitos de sus autoridades.

La “sintonía” eclesiástica de la Secretaría de Niñez no es un hecho aislado: dos tercios de los hogares de niños y niñas institucionalizados están en manos de ONG, mayoritariamente de perfil religioso, que el Estado subsidia, tercerizando la crianza. El “ideario” institucional y las condiciones de los hogares son asuntos ajenos al control estatal – y las condiciones laborales de sus trabajadores son tan precarias como las de los que se encuentran bajo gestión estatal.

En la Secretaría de niñez, la mitad de las y los trabajadores se encuentran precarizados. El valor de la hora de trabajo es de $130, desde agosto de 2019. Trabajando la misma cantidad de horas que un trabajador de planta, los empleados de Niñez cobran $15.600 mensuales, la mitad del salario mínimo de la administración provincial, y muy lejos de una canasta familiar Los fondos para los salarios provienen de la Lotería Provincial, no tenemos aportes, ni obra social, ni vacaciones, ni licencias. Su tarea fue declarada “esencial” durante la cuarentena, pero no recibieron ningún bono, nacional ni provincial.

Junto a la lucha mancomunada por el pase a planta, las y los trabajadores tenemos que entender y discutir sobre la orientación política que traza el Estado capitalista junto al clero, como taparrabos de la miseria social que crece día a día.

Los niños y niñas de la sociedad no pueden quedar en manos, ni ser defendidos por una iglesia pederasta.

Separación de la Iglesia y el Estado

Pase a planta de las y los trabajadores de Niñez, con todos los derechos.

Suscribite a Política Obrera