El capítulo “Tik Tok” en la guerra comercial

Escribe Mauri Colón

Tiempo de lectura: 2 minutos

El gobierno de Trump denuncia que la aplicación de videos Tik Tok (ByteDance), con más de un millón de seguidores en los Estados Unidos, sobre todo jóvenes, se encuentra al servicio del espionaje chino - el mismo argumento que utilizó contra Huawei. El Comité de Inversión Extranjera en Estados Unidos (CFIUS, en inglés) le habría hecho llegar a Trump un informe sobre los riesgos de estas empresas para la seguridad nacional. Este comité está presidido por la secretaría de Tesoro y se ocupa de las empresas y adquisiciones que afectan este asunto. El departamento de Justicia (DOJ) en la lista a la plataforma de video-llamadas Zoom.

En una carta al Fiscal General Adjunto John Demers, dos senadores manifestaron: “Con base en numerosos informes, estamos extremadamente preocupados de que Zoom y TikTok hayan revelado información privada sobre los estadounidenses a la (República Popular de China) y hayan participado en la censura en nombre del gobierno chino”.

La empresa, por su parte, denuncia un ambiente político internacional tenso, choques y conflictos entre diferentes culturas, y plagio y difamación por parte de nuestro competidor Facebook". Recientemente, Instagram -propiedad de Facebook- incorporó recursos de Tik Tok, como parte de la competencia por atraer y retener usuarios. Por otra parte, los “tiktokers” han sido señalados como impulsores del boicot al acto de lanzamiento de campaña de Trump en Tulsa.

Los portavoces de Tik Tok-ByteDance también dejaron en claro que los datos de los usuarios están almacenados en servidores de Estados Unidos y cuentan con una copia de seguridad en Singapur.

Donde hay una necesidad, nace un negocio

Trump puso el plazo hasta el 15 de septiembre a TikTok para pasar a manos de capital estadounidense. Después de esa fecha, si no se “nacionaliza”, sería prohibida. Microsoft pica en punta en la compra, una operación que Bill Gates tendría acordada con el mandamás republicano. El gigante tecnológico ofrecería de 10 a 30 mil millones de dólares para hacerse de ByteDance en las próximas semanas.

La decisión de Trump ha levantado polémicas. Los periodistas del The Wall Street Journal plantean que Microsoft debería retrotraer la tentativa. “Si la propuesta es seria y considerada legal, sentaría un peligroso precedente para hacerse de negocios extranjeros a través de regulaciones arbitrarias y abre la puerta para que empresas estadounidenses reciban el mismo trato”.

El China Daily, -el diario del PCCH- afirma: "Como muestra la experiencia de TikTok, no importa cuán infundadas sean las acusaciones contra ellas, mientras sigan siendo empresas chinas, serán presentadas como una ´amenaza roja´ por la Administración estadounidense” y subrayó que, ante la política llevada adelante por Washington, solo le deja la "opción de sumisión o combate mortal en el ámbito tecnológico".

Un vocero de la diplomacia china, Wang Wenbin, declaró que “esto va en contra de los principios de la economía de mercado y de los principios de apertura, transparencia y no discriminación de la OMC”.

El gobierno norteamericano tiene más sanciones en carpeta - a empresas, como We chat y Zoom. Washington cuestiona el derecho de China a incursionar en tecnología de punta, lo cual plantea una guerra en ciernes de características históricas especiales.

Suscribite a Política Obrera