Ramallo: trabajadores municipales votan paro de 48 horas

Escribe Lucas Giannetti

Tiempo de lectura: 2 minutos

Con salarios congelados y condiciones de trabajo que no cumplen con los protocolos de seguridad e higiene de la cuarentena, los trabajadores municipales se encuentran en la primera línea de ajuste de los municipios, sin importan el color político de sus gestiones.

En Ramallo, una asamblea que contó con la presencia de más de 150 trabajadores municipales, de la salud, seguridad, corralón y recolección de residuos, nucleados en ATE, SOEM, CICOP y SMTR, resolvió parar por 48 horas a partir de este jueves y si el ejecutivo municipal no cumple con los reclamos de los trabajadores, la medida se replicara la semana próxima.

Con un sueldo promedio de $ 25.000, el pedido de reapertura de paritaria, luego de 11 meses, se vuelve prioritario. Desde el municipio se habían comprometido a abrir la mesa paritaria en febrero. Como el resto de los municipales de la provincia de Buenos Aires, el salario está muy por debajo de la línea de pobreza, que hoy supera holgadamente los $ 40.000, mientras la canasta familiar se ubica en el doble de ese monto.

Dentro de las demandas votadas en la asamblea se encuentra, además, el pase a planta de los precarizados, la devolución de la antigüedad, mejores condiciones de trabajo, y la reincorporación de los despedidos de diciembre pasado.

El intendente Gustavo Perie (Juntos por el Cambio) anunció el pago de un bono por única vez de $6.000 a los trabajadores que hayan cumplido funciones presenciales durante la cuarentena. Además de insuficiente, el bono solo alcanza a 400 compañeros, el 40% de la planta.

Ante un cuadro convulsivo en la provincia, donde 80 municipios están al borde la cesación de pagos, Kicilof destinó en mayo 8 mil millones de pesos para afrontar el pago de salarios a los trabajadores municipales, y evitar una escalada de conflictos. Pero la inflación ha licuado esos fondos al igual que el salario de los trabajadores, poniendo a la orden del día la lucha por la recomposición salarial del conjunto de los municipales de la provincia.

Los trabajadores de la provincia deben de tomar nota. Mientras la provincia y los municipios no paran de endeudarse, los trabajadores municipales se encuentran en la escala más baja en materia salarial.

Como en Ramallo, los municipales deben poner en pie asambleas en cada uno de los lugares de trabajo, sin depositar ninguna confianza en las burocracias sindicales, que son la correa de transmisión del ajuste en los municipios.

Por un salario mínimo igual a la canasta familiar.

Por el pago de las horas extras.

Por protocolos de seguridad e higiene elaborados y bajo control de los trabajadores.

Por el pase a planta permanente de todos los tercerizados.

Por la apertura de los libros contables de los municipios.

Por un plan de lucha y la coordinación de los trabajadores municipales.

Suscribite a Política Obrera