Intendente de San Miguel: "sí" al aborto clandestino

Escribe Cata Sarmiento

Tiempo de lectura: 1 minuto

En el día en que se cumplió dos años de la sesión de Senado que negó el aborto legal, el intendente de San Miguel Jaime Méndez reafirmó su postura en contra de la vida de las mujeres en un tweet en el que reivindicaba la pelea por "las dos vidas".

Estás declaraciones no sorprenden a nadie, ya que el intendente -de Juntos por el Cambio- ha sido un militante del aborto clandestino. Al igual que su antecesor, Joaquin de La Torre, han participado de movilizaciones con pañuelos celestes e incluso llegaron a enterrar restos de residuos patológicos vinculados a embarazos no concluidos en la campaña 2019 en toda una ceremonia "celeste" para reforzar su imagen "pro-vida".

Tanto De la Torre como Méndez han sido una traba para el movimiento de mujeres en los últimos años, atacando a los alumnos de secundarios y terciarios por dar la pelea por educación sexual; censurando actividades; imponiendo en el hospital municipal la exigencia de recetas para retirar anticonceptivos. Ante el aumento de la violencia de mujeres en el contexto de la cuarentena, el municipio no ha salido a dar una sola respuesta.

En el distrito tienen una fuerte incidencia la iglesia católica y la cúpula militar de Campo de Mayo. Pero las mujeres hemos salido a las calles sin parar por el derecho al aborto legal y por terminar con todo tipo de violencia.

Los dichos de estos sectores solo ponen en evidencia que para quienes gobiernan la vida de las mujeres trabajadoras no importan. Solo la organización socialista de la mujer trabajadora será un faro para terminar con todo tipo de opresión.

Suscribite a Política Obrera