Rebelión “virtual”: los docentes en pie de lucha en todo el país

Escribe Mariano Hermida

Tiempo de lectura: 3 minutos

La pretensión de volver a las aulas, el ataque a las condiciones laborales y al salario, son las principales causas que han llevado a una ola de paros “online” y acciones de lucha que protagonizan los docentes a lo largo y ancho del país.

Seis provincias de paro

Mediante un no inicio de clases con 72 horas de “paro virtual”, los docentes de CABA se encuentran peleando contra el incumplimiento del acuerdo paritario del macrista Larreta. Existe un proceso de asambleas distritales que se empiezan a organizar por abajo. Los docentes santafesinos cumplieron con un “no inicio” virtual y en AMSAFE Rosario, con el voto de casi seis mil docentes, se decidió parar durante dos semanas en rechazo al bono de misera del gobernador Perotti y reclaman por aumento salarial. El miércoles 12 habrá una caravana educativa.

El frente gremial docente de Chaco ha llamado a parar toda la semana en reclamo de la cláusula “gatillo” que Capitanich no ha abonado. En Entre Ríos se realizó una caravana contra la aprobación de la Ley de "Solidaridad", que representa un recorte al salario y las jubilaciones. AGMER ha votados seis días de apagón por la reapertura de la paritaria.

En Neuquén, fruto de la presión de la docencia de base y las seccionales combativas, la dirección de ATEN resolvió la retención de servicios por cuatro días. Exigen el cobro integral del aguinaldo y el cobro en tiempo y forma de los sueldos. En Chubut, el gremio ATECH ha iniciado la tercera semana de paro consecutiva "hasta que se regularice el pago de sueldos, el aguinaldo y el incentivo" (ADN Sur, 10/8). Los docentes en Santa Cruz reclaman por salarios adeudados y rechazan el protocolo de vuelta a clases del gobierno.

En Catamarca se empiezan a realizar asambleas de docentes junto a las familias para rechazar la pretensión de “volver a clases” hasta no estar todas las condiciones sanitarias garantizadas. En Misiones crecen las asambleas en reclamo de salario y por la falta de herramientas tecnológicas para trabajar. En Tucumán, la “asamblea de docentes autoconvocados” organiza la lucha contra el protocolo de “vuelta a clases” y por su salario.

En Buenos Aires, crece el descontento. Las seccionales combativas de SUTEBA han impulsado paros y acciones de lucha por la inmediata realización de actos públicos virtuales y por la reapertura de las paritarias.

¿Y CTERA?

La reacción de los docentes en todo el país tiene que ver con el repudio que generó la decisión de la dirección de Sonia Alesso, de acordar con el gobierno nacional -sin mandato- el cierre de la paritaria nacional. Las cuatro sumas “fijas” (que la docencia ya venía cobrando) de $1.240 serán absorbidas por la una inflación que se encamina al 35% anual, tarifazos mediante. En el acta de acuerdo, el gobierno y CTERA también dejaron sin resolver el cumplimiento de los acuerdos paritarios provinciales. El otro desencadenante de paros y protestas fue el apoyo del protocolo de “vuelta a clases”, que es rechazado en cualquier reunión u asamblea docente que se convoque por ser impracticable en la realidad. El gobierno acaba de cerrar un acuerdo de deuda leonino con los bonistas extranjeros. Las “garantías de pago” que exigen los bonistas y el FMI pasan por ajustar fuertemente los presupuestos para la salud y la educación, y en proceder a una reforma previsional que liquide los regímenes mal llamados “especiales”, entre ellos, el de la docencia.

La conducción nacional del gremio, alineada con FF, no ha salido de los meros “pronunciamientos” y no ha llamado a ninguna acción de lucha que colabore con el triunfo de todas las provincias en lucha. Los representantes gremiales deben ser la “voz” de sus representados, no del gobierno de turno.

La docencia ingresa a esta última fase del ciclo lectivo con un creciente malestar porque el gobierno no ha dado respuestas a sus demandas más sentidas, y porque no han encontrado en la dirección del gremio una vía para canalizar estos reclamos. La convocatoria a un congreso nacional de trabajadores de la educación sería una instancia en donde los delegados docentes fijen un programa reivindicativo común y un plan de acción para ir tras todas las reivindicaciones pendientes.

La rebelión de principios de año, que se manifestó en paros y acciones de lucha en diez provincias del país, en defensa del salario y las condiciones de trabajo sigue abierta.

Suscribite a Política Obrera