Filo: armemos el frente único de lucha

Escribe UJS - Tendencia FFyL

Respuesta a la Carta Abierta de las agrupaciones independientes.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Como hemos venido discutiendo en estas últimas semanas, la situación de los estudiantes de Filosofía y Letras se ve cada vez más golpeada por las condiciones en las que las autoridades de la facultad han planteado el desarrollo de la virtualidad. Esto es lo que nos llevó a agrupaciones y activistas independientes de Puán a comenzar a organizarnos por iniciativa propia. La política que el CEFyL adoptó en esta coyuntura ha sido la de acompañar sin chistar la gestión de Cristófalo y no poner en pie ninguna instancia deliberativa ni de lucha en defensa de la cursada. Insistimos en una cuestión fundamental: la pandemia y la cuarentena abrieron situaciones realmente novedosas en la cursada e incluso en la vida de todos nosotros. “El colectivo”, que tiene la responsabilidad de conducir el centro, se reservó el derecho de no consultar a ningún estudiante sobre nada.

En este contexto, junto con algunas agrupaciones de carreras -“Verbo Irregular” de Letras, “Devenir” de Filosofía y “Espíritu Áspero” de Letras Clásicas- y la Comisión de Historia llevamos adelante la asamblea Intercarreras, como una forma de confluir en instancia general las que se fueron impulsando en algunas de ellas. El objetivo era la discusión de un protocolo de cursada que atienda a nuestras necesidades -becas, desdoblamiento de comisiones, régimen especial para compañeras con familiares a cargo, etc.- y medidas que impongan su implementación a las autoridades. La intercarreras fue un avance importante, no solo porque con una convocatoria desde las bases logró la participación de 70 estudiantes, sino también porque logró arrancar, una semana después, una asamblea del CEFyL. Entendemos que es necesario tomar nota de que fue con la presión estudiantil que conseguimos ciertos avances, como la restitución de las materias de promoción directa y que, por lo tanto, es a partir de ese método y su articulación de forma organizada que vamos a luchar por el resto.

Los aparatos

La asamblea de Intercarreras, como también luego la propia instancia del CEFYL, han constatado que el proceso de organización si bien es importante, todavía tiene un carácter incipiente. Solo una pequeña minoría de los estudiantes de Filosofía se ha podido involucrar. Esta situación ha distorsionado por completo estas asambleas, permitiendo que agrupaciones puedan desvirtuar su desenvolvimiento y aparecer como bloqueos a la hora de arribar a alguna conclusión o instancia de lucha. El primer ejemplo, en la Intercarreras misma, le corresponde al FIT-U y al NMAS, ya que sus votos sirvieron para no aprobar el plan de acción y el pliego de reclamos consensuado entre los convocantes de la misma. Que esta actitud sectaria y auto-proclamatoria provenga de agrupaciones de izquierda tiene un efecto desmoralizador completo. Ninguna de ellas había convocado a la Intercarreras, aun así, participaron de la misma en una exhibición grosera de planteos unilaterales, campañas propias y ultimatismos ajenos a cualquier frente de lucha. Que a pesar de todo esto la Intercarreras haya conquistado rápidamente la asamblea del CEFYL daba cuenta de que, por abajo, existe un creciente descontento de todos los estudiantes. Una semana después, en la asamblea del CEFYL, asistimos a otro “aparateo”, más grave que el anterior y completamente funcional a las autoridades. “El Colectivo” -que no había convocado a instancia alguna- utilizó todos sus recursos para trabar las medidas de lucha y los reclamos. Los reemplazó por un apoyo implícito a la desastrosa gestión de Cristófalo, es decir a su propia política. De todas formas, esta asamblea ha expuesto más claramente el papel de la nueva conducción del CEFYL y debe servir para clarificar lo que está en juego entre muchos más estudiantes. Finalmente, cuando buena parte de la facultad, compuesta por miles de estudiantes y docentes, se involucra en sus reclamos, no hay aparato ni maniobra que tenga efecto. Nuestra conclusión de las dos instancias organizadas es que está planteado el desafío de poner el pie de lucha a Filosofía y Letras entera.

Plan de lucha y asamblea

Desde la Tendencia del Partido Obrero consideramos que la propuesta de las agrupaciones independientes de conformar un frente único de lucha es más que acertada. Es el formato histórico con el cual se han desenvuelto el conjunto de las luchas. Por supuesto que hay diferencias, no puede ser de otra forma, pero lo válido es constatarlas mediante la propia experiencia. Dialécticamente la lucha por el frente único requiere una división con los que atentan contra el frente único. En ese sentido el papel desdibujado de la izquierda que se habla a sí misma tiene que llevar a una reflexión (y a un giro político) en su propia militancia.

Proponemos por lo tanto una convocatoria conjunta a una movilización virtual en la próxima sesión del Consejo Directivo. Exigimos la implementación inmediata de un protocolo que atienda todos nuestros reclamos y preparamos un plan de lucha para conquistarlos. Invitamos a todos los estudiantes independientes, agrupaciones de lucha y activistas a pronunciarse por este método. Conformemos el frente único de lucha e impulsemos instancias deliberativas

Suscribite a Política Obrera