UNAJ: mi experiencia en el primer cuatrimestre en medio de la pandemia

Escribe Cristián Castillo

Tiempo de lectura: 1 minuto

A lo largo de estos cuatro meses, los estudiantes de la Universidad Nacional Arturo Jauretche (UNAJ, Florencio Varela) tuvimos un desafío complejo por la nueva modalidad de cursada impuesta por la cuarentena, sobre todo para aquellos que pisamos una universidad por primera vez.

El 13 de abril comenzó esta modalidad a través de un campus virtual. Al pasar los días, fueron apareciendo toda clase de problemas, arrancando por problemas de conectividad, ya que la caída del sistema era una constante y complicaba la entrega de trabajos prácticos tanto para los alumnos como profesores.

Los métodos de estudios en su mayoría no eran entendibles, hubo mucha desconexión entre alumnos y docentes dado de que no había un sistema de estudio claro al respecto de las cursadas. Muchos alumnos no pudieron seguir las materias en las que se habían anotado. También se presentaron dificultades porque no todos podían tener una conexión a internet o herramientas para poder realizar las tareas. Por otra parte, se presentaron casos de estudiantes afectados por el covid-19 en sus lugares de trabajo. Todos estos problemas han sido totalmente ignorados por el centro de estudiantes, dejándolos totalmente abandonados.

Está claro que a lo largo de todo el cuatrimestre la modalidad virtual no convenció de ningún modo a los estudiantes de la UNAJ, dado que los factores económicos tuvieron injerencia en los estudios y como se podía sostener durante esta cursada virtual, en este descalabro, ya que, por la “flexibilización” de la cuarentena, muchos estudiantes debían tomar la decisión de si seguir estudiando o salir a trabajar.

Se aproxima un segundo cuatrimestre con la misma modalidad y no pareciera haber cambios con respecto al primero. Los estudiantes tenemos que organizarnos para mejorar estas condiciones de estudios. Ante esta situación llamamos a todos los estudiantes de la UNAJ a organizarnos en una reunión abierta para poder garantizar el acceso a las cursadas y defender la educación pública.

Suscribite a Política Obrera