Bragado: deliberación obrera frente a los contagios

Escriben Deborah Haddad y Germán Díaz Compagnoni

Tiempo de lectura: 1 minuto

A raíz de los 32 casos positivos (17 en las tercerizadas y 15 en su planta oficial) registrados en la Acería Bragado (Acerbrag), los operarios del turno noche se negaron el miércoles pasado a ingresar a la planta. Hay un paro en puerta de la clase obrera, abandonada a su suerte en medio de la pandemia y del colapso del sistema de salud local.

También hay casos positivos en la fábrica Le Utthe y un frigorífico (Ex frigorifico La niña).

Hace 72 horas que los ciudadanos no tienen un parte oficial sobre la situación actual, pero los números son escalofriantes. Al 17 de agosto pasado, según Bragado TV había 232 contagiados más 29 sospechados a la espera del resultado de los estudios. Hay cuatro víctimas fatales.

El intendente Gatica (Cambiemos), en su última conferencia culpó a "los vecinos que lesionaron las inversiones hechas en salud", en línea con los dichos del oficialismo nacional y provincial. El intendente nada dijo sobre las condiciones de trabajo de sus conciudadanos, fuera de todo protocolo de seguridad e higiene, sin los elementos mínimos para prevenir los contagios. Mientras los dueños de las empresas siguen facturando, los operarios son empujados por el lucro capitalista y la falta de distancia social a contraer el virus. La iniciativa de la huelga general hasta que se desinfecten los lugares de trabajo y se establezcan protocolos obreros es un paso necesario para detener la barbarie. Un párrafo aparte merece la gran labor y entrega de los trabajadores de la salud, que hoy se ven superados por la velocidad que muestra la curva de contagios a la sombra de la incapacidad del gobierno a la hora de prevenir y reforzar el sistema de salud pública.

Por un Congreso de todos los trabajadores de la ciudad que tome en sus manos todas las iniciativas desde el cese de las tareas en todos los lugares hasta medidas sanitarias, de cuidados y prevención. Por el cierre inmediato de toda fábrica donde haya contagios. Por protocolos de seguridad bajo control de los trabajadores y la elección de Comites de seguridad e higiene en cada lugar de trabajo. Por hisopados masivos. Por el reconocimiento y profesionalización de enfermeros y enfermeras. Por el nombramiento de nuevos puestos de enfermería en el hospital público con un salario igual a la canasta familiar.

Suscribite a Política Obrera