Repudiamos la represión contra los manifestantes ambientales

Escribe Joaquín Antúnez

Tiempo de lectura: 1 minuto

En la tarde del martes 25 de agosto, se desarrolló en la Capital Federal una movilización ambientalista contra los desmontes, la quema de bosques y reservas naturales que se están dando en todo el país, y que han alentado enormes reclamos y movilizaciones en Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos. También contra la instalación de una granja industrial de porcinos.

En la jornada convocada en la capital al estar llegando a Plaza de Mayo, la movilización se vio detenida por el avance de los vehículos de la Policía de la Ciudad y luego de una columna de Infantería, que golpeó a los manifestantes y detuvo a dos jóvenes. También resultaron heridos periodistas que se encontraban trabajando en el lugar.

En respuesta a los golpes y las detenciones de dos compañeros, la movilización protagonizó una sentada en plena Plaza de Mayo bajo la exigencia que no se moverían hasta que fueran liberados los detenidos. Esto finalmente tuvo que ser así, por lo cual los compañeros recuperaron la libertad en tan solo minutos. La represión de Larreta no puede ser tomada como una medida aislada, sino que cuenta con el aval del trio Larreta-Kicillof-Fernández, que ha extendido sus funciones mucho más allá del control epidemiológico del coronavirus.

Defendemos el derecho del pueblo trabajador a movilizarse en defensa del medio ambiente y contra la depredación capitalista, que busca con su acción destructiva lucrar a costa de nuestras vidas.

Suscribite a Política Obrera