Radio abierta en Bahía Blanca por Facundo Castro y contra el gatillo fácil

Escribe Emiliano Fabbris

Tiempo de lectura: 2 minutos

En el marco de la 6ta jornada nacional contra el gatillo fácil, convocada por miles de familias en todo el país, en Bahía Blanca tuvo lugar una importante jornada en la Plaza Rivadavia, frente al Municipio, y con la participación de familias en lucha contra la impunidad de la ciudad, quienes apoyaron la valiente lucha de Cristina Castro en búsqueda de verdad y justicia por la desaparición forzosa de Facundo Astudillo Castro en manos de la policía bonaerense.

Entre las familias presentes, estuvieron Silvia Almada, madre de Ángel Almada, quien fue asesinado hace más de 4 años cuando fue arrojado del puente peatonal de la localidad de Ingeniero White. Tenía 17 años. A fines del 2019, fueron imputados 5 policías y 3 civiles, entre ellos el ex delegado municipal de White, por encubrimiento de pruebas y falsos testimonios. Por la muerte de Ángel, no hay al día de la fecha ningún imputado y ni detenido. Como sucede con Facundo Castro, la policía ha trabajado para presentar la muerte de Ángel como un suicidio. Los teléfonos de la policía fueron recién pesquisados en 2019.

También acompañaron Mónica Dambolena y Federico Manfredini, padres de Juan Cruz Manfredini, víctima de la precarización laboral cuando tenía 25 años. Gloria Bruna, mama de Mariana Sol quien murió a los 15 años en manos de un femicida protegido por los narcotraficantes de droga. Vanesa Oses, madre de Alexis “Cheero” Valenzuela, de 17 años, atropellado impunemente. Junto con Silvia y otras mamás, se vienen organizando para luchar en común y por justicia ante los crímenes sufridos por sus hijos.

La lucha de ellas, de Cristina Castro y de todas las familias se ha convertido en una necesidad ante la responsabilidad e impunidad por parte del Estado y de todos los gobiernos que desde el 83 en adelante han sostenido a la maldita policía y a personajes siniestros en la justicia, gran parte de ellos reciclados de la dictadura. Ulpiano Martinez, el fiscal federal asignado en el caso de Facundo Castro fue dos veces recusado por Cristina Castro y es un ferviente defensor de genocidas que están siendo procesados por delitos de lesa humanidad. Ha sido con esta lucha, ganando la calle y haciendo frente al poder que todas las causas han podido avanzar.

Por otra parte, desde el establecimiento de la cuarentena, se sumaron más casos de violencia policial en Bahía Blanca. Un joven trabajador y su familia fueron literalmente atacados a golpes y balas de goma en el interior de su vivienda en Villa Libre. Otro joven fue brutalmente golpeado por la policía -de los cuales 4 fueron desafectados- mientras paseaba a su perro. Recientemente, en la comisaría 5ª de Bahía Blanca, un joven fue golpeado salvajemente por el subteniente Matías Aragón, quien lo pateó en la cabeza y le pisó las manos (19/8, Correpi). Según la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) en Bahía Blanca entre el 26 y 28 de marzo “16 personas fueron agredidas, demoradas o detenidas cuando circulaban en la calle por la necesidad de continuar con sus actividades laborales informales y precarias -changas, limpiavidrios, cartoneo- para llevar comida a sus familias”. La Subsecretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires había denunciado a dos policías por hechos sucedidos entre el 20 de marzo y el 3 de abril.

Participaron de la jornada el Partido Obrero tendencia, el MST y militantes anarquistas. Levantamos una tribuna de lucha por Facundo Castro, contra el gatillo fácil y la impunidad.

Suscribite a Política Obrera