Cristian Gallardo: trabajadores y familiares en jornada de lucha contra la brutalidad policial

Escribe Olga Céspedes

Tiempo de lectura: 3 minutos

Hace un año, Cristian Gallardo fue asesinado por la policía. El joven albañil se encontraba con sus amigos cuando la policía los reprimió. Cristian ingreso a la casa de su vecino para esconderse de las represalias, pero la policía con patadas y golpes increpo en la vivienda y se lo llevó. Luego de horas de torturas, los efectivos le asestaron la muerte. El primer aniversario del crimen de Cristian reunió a la comisión de familiares que luchan contra el gatillo fácil con los trabajadores en lucha, como artistas callejeros, trabajadores mineros despedidos de la empresa Mansfield y vendedores ambulantes.

El asesinato de Cristian fue lo que le dio impulso a la organización de la Comisión de familiares contra el gatillo fácil y le abrió una crisis al exgobernador Urtubey dentro del aparato judicial. Ahora, esa crisis se profundiza para el gobierno de Sáenz, quien debió remover a un fiscal que cajoneaba las denuncias contra la policía. También debió descabezar comisarías en el interior de la provincia para echar paños fríos a la creciente descomposición de su aparato. Todo un manto de encubrimiento. Con una nueva ley represiva persigue a luchadores y trabajadores sin embargo estos le hacen frente. La jornada fue acompañada por organizaciones sociales, políticas y de derechos humanos. En una recorrida que realizamos por el barrio donde residía Cristian y su familia, encontramos la solidaridad de vecinos. Decenas de jóvenes se sumaron a la movilización encontrando un lugar para repudiar la brutalidad policial de las cuales son víctimas a diario. Las comisarías donde Cristian fue torturado y asesinado se encontraban cerradas, con sus agentes encerrados ante la furia de los familiares.

Llegando a la comisaría del barrio Democracia, donde Cristian fue ultimado, tuvo lugar un primer acto. El delegado de los trabajadores mineros, Ramiro Frías, dio inicio agradeciendo a las organizaciones: “ayer la policía me torturó, casi me matan, casi fui un Cristian más. Gracias a ustedes que lo han hecho visible. Gracias a todas las agrupaciones que nos dieron la libertad a mí y a mis compañeros”. Los compañeros mineros vienen luchando hace 80 días por su reincorporación. Decidieron encadenarse en la catedral de la capital salteña de donde fueron desalojados violentamente por la policía, torturados con gas pimienta y golpes y detenidos, finalmente. La lucha sigue por la reincorporación y para que caigan las causas que les armaron por “resistencia a la autoridad”.

El artista callejero Nicolifa se solidarizó con la familia de Cristian. Expresó que los artistas callejeros sufren a diario el amedrentamiento y la violencia de la policía: “nos llevan detenidos, nos golpean, nos quitan nuestras cosas”. Los artistas vienen luchando por sus reclamos para realizar la cuarentena.

Por su parte, en nombre de la Tendencia del Partido Obrero, Gabriela Jorge saludó la organización de los familiares y la confluencia con los trabajadores en lucha que se paran frente a la descomposición del aparato represivo del gobierno de Sáenz que, que manda a reprimir y perseguir a los trabajadores y la juventud en los barrios. Gabriela planteó que es necesario avanzar en un encuentro provincial de familiares que unifique las luchas contra la impunidad y el gatillo fácil bajo un programa para fortalecer la pelea.

Jorge Farfán, padre de Jorge “Gury” Farfán, manifestó “Cristian estaba trabajando en Embarcación, vino a visitar a sus dos hijos, tenía madre, hermanos y una familia. Estos asesinos lo torturaron, le reventaron los ojos, le sacaron los dientes, pero nosotros estamos acá para recordarles y cobrarles cada uno de nuestros seres queridos. No vamos a dejarlos descansar a estos asesinos y le vamos a cobrar por cada uno de nuestros seres querido”.

Finalizando, Charo Salas, tía de Cristian, agradeció a las organizaciones y los familiares por sumarse a la lucha y señaló que seguirán de pie hasta hacer justicia por su sobrino y por su hermana quien perdió un hijo en manos de la policía. Frente al mural que los familiares contra el gatillo fácil y organizaciones realizaron, Charo finalizó la jornada contra el gatillo fácil y por justicia por Cristian Gallardo.

Esta movilización se da en el marco de la jornada nacional contra el gatillo fácil que tendrá lugar este 27 de agosto. También participaron familiares de Agustina Nieto, víctima de femicidio y los familiares de Gabriel Murúa, quién fue asesinado por la policía en el año 2013 y que sigue impune. Sigamos con la coordinación de la lucha contra todo atropello policial y sus crímenes de muerte. Justicia para las víctimas del gatillo fácil.

Suscribite a Política Obrera