Hospital de Clínicas: la justicia laboral reconoce persecución político gremial a Daniel Iribarren

Escribe Hika

Inmediata reincorporación y pago de los salarios caídos.

Tiempo de lectura: 1 minuto

El Juzgado Nacional del Trabajo N°31 ha dado lugar a la medida cautelar presentada por la defensa del camillero Daniel Iribarren e insta a la dirección del Hospital de Clínicas y a la UBA a reincorporarlo y pagarle los salarios caídos bajo pena de multas.

Esta sentencia favorable fue precedida por una campaña entre los compañeros del hospital y organizaciones obreras, políticas y sociales que rodearon de solidaridad el reclamo e hicieron propia la denuncia de persecución contra el compañero. Se reunieron firmas y apoyos que fueron presentados tanto a la dirección del hospital como de la Universidad. Daniel es un activista con varias décadas de actividad gremial y profesional en el hospital.

El proceso de vaciamiento continúa profundizándose en cantidad y calidad. Se refleja en los centenares de infectados (194 para fines del mes de julio) y el fallecimiento de tres compañeros, producto de la laxitud en la aplicación del protocolo. Se ha instalado una crisis de personal. El nuevo personal que ingresa lo hace bajo contrato precario y sin preparación, lo que sobrecarga el trabajo de todo el plantel. Los protocolos establecidos por la misma dirección del hospital no se cumplen de manera consistente por su propia responsabilidad, cuando no oculta información. Además, se acortaron los plazos de aislamiento de 15 a 10 días.

Este primer triunfo es un punto de apoyo para enfrentar esta crisis que se cobra vidas de trabajadores. Derrotar la persecución de la dirección del hospital contra quienes se organizan y luchan, a pesar de la complicidad del sindicato y de la Comisión Interna, es el camino para conquistar nuestras reivindicaciones.

El próximo paso es reforzar la lucha contra la probable apelación de la patronal y para que se acate el fallo y sacar todas las conclusiones y perspectivas del caso para defender una salud pública, gratuita y de calidad.

Suscribite a Política Obrera