UNA-Ceavi: respuesta a las calumnias del PTS

Escribe Juan Manuel C.

Tiempo de lectura: 3 minutos

La Izquierda Diario publicó un artículo que -aunque su título hable de los centros de estudiantes en plural- dirige su ataque exclusivamente al CEAVI (Visuales) y a la Tendencia del Partido Obrero (quienes integramos la actual conducción junto con estudiantes independientes). Según el PTS, el centro “brilla por su ausencia” y “no cumple las resoluciones votadas” de las asambleas. De las otras seis conducciones de la UNA no hace mención alguna.

La nota reivindica la última asamblea de Visuales omitiendo el detalle de que su convocatoria fue iniciativa de… la conducción del CEAVI. Lo mismo hicimos con la asamblea de junio, la reunión abierta de abril, el Encuentro Interdepartamental de estudiantes de la UNA en julio y la iniciativa de formar reuniones comunes de los centros de la universidad el cuatrimestre pasado. Si hablamos de ausencias, quienes no hicieron convocatoria sobre estas jornadas fueron los propios compañeros de Contraimagen (PTS en Visuales).

Después de concluida la asamblea -mientras el PTS consumía su tiempo a escribir este artículo contra el CEAVI- en la comisión del centro “Visuales en movimiento” los estudiantes preparamos la acción virtual en las redes institucionales de la UNA el viernes pasado (una propuesta nuestra que fue aprobada en asamblea) en reclamo por más presupuesto para contrataciones docentes frente al ajuste y la deserción que fomenta el decano Agüero en las inscripciones de segundo cuatrimestre. Hasta el momento es la única jornada de lucha registrada en la UNA contra las autoridades (a la que se suma también la que realizamos el cuatrimestre pasado).

La nota de La Izquierda Diario insinúa también, en forma infame, que el CEAVI está ausente del reclamo de justicia por Facundo Castro. No pueden decirlo abiertamente porque desde la conducción convocamos a todas las jornadas de lucha existentes, tuitazos, juntadas de firmas, etc. El centro (y el PO – Tendencia también) movilizamos a la casa de la provincia al día siguiente de la aparición de un cuerpo no identificado, jornada a la que el PTS no asistió ¿Cometimos acaso la canallada de afirmar que Contraimagen no acompaña el reclamo por Facundo? No. Para nosotros, en la lucha común contra los crímenes de estado, la disputa faccional es una torpeza moral.

Ejemplo a seguir

Paradójicamente, el artículo ataca al CEAVI (y su conducción) por sus virtudes. El centro de visuales protagonizó la convocatoria a la asamblea de todos los departamentos de la UNA, así también la conformación de una reunión que coordina a los centros de la universidad. Hasta el momento, lamentablemente, fuimos los únicos de la universidad en guiarnos – metodológicamente – por la convocatoria a asambleas para orientar una política de lucha en el marco de la cuarentena. No es un dato menor a nivel nacional, cuando – en contraposición- acaba de imponerse en la UBA la “autoperpetuación indefinida” de mandatos en la federación y centros a espaldas de los estudiantes (entre los involucrados directos aparece el aliado del PTS en el FITU: el Partido Obrero “oficialista”).

Curiosamente el PTS hace la vista gorda al inmovilismo y adaptación creciente del resto de las conducciones de la UNA, donde acaban de aprobar la extensión del mandato de la rectora Torlucci y los decanos ajustadores (con la única excepción de nosotros en Visuales, que votamos en contra). O la disolución autoritaria de la Federación de la UNA (FUNA) por sus aliados del PO “oficialista” que dirigen el centro de Movimiento. Sobre todo, esto no hay mención alguna. Tampoco pueden decir demasiado en materia de integración al régimen estatal: el PTS y el FITU vienen de habilitar quórums y votos a favor en el parlamento a las fuerzas enemigas de la clase obrera.

La carroña y la disputa sectaria no genera el más mínimo interés a los activistas que buscan combatir la deserción en la universidad. Por esta razón la orientación del PTS se ubica en una realidad paralela, que le pasa por el costado a los estudiantes de la UNA. Como mencionamos en nuestra respuesta nacional de la UJS Tendencia - ante los debates sobre los “encuentros de estudiantes universitarios”- la izquierda, si quiere funcionar como fuerza aglutinante de las luchas, debe abandonar la política de auto-proclamación, el faccionalismo y la adaptación al régimen de camarillas. En este sentido, los compañeros del PTS podrían aprender bastante de las experiencias que se vienen dando en el CEAVI como laboratorio del movimiento estudiantil.

Suscribite a Política Obrera