Toma de la Universidad de Córdoba: abajo el fallo persecutorio de la Cámara Federal

Escribe Eduardo José

Desprocesamiento inmediato de todxs lxs luchadorxs.

Tiempo de lectura: 2 minutos

La Cámara Federal de Córdoba, ratificó lo actuado por el juez Miguel Hugo Vaca Narvaja y falló a favor de la continuidad de las imputaciones contra estudiantes que protagonizaron la toma del Pabellón Argentina, en 2018, en el contexto de la enorme rebelión educativa que recorrió el país bajo el gobierno de Macri. La defensa de lxs compañerxs había pedido la nulidad de las imputaciones, lo cual fue denegada de forma unánime por los tres integrantes del tribunal.

La toma del Pabellón Argentina en 2018 se inscribió en un enorme proceso asambleario que alcanzó dimensiones nacionales, con tomas simultáneas en no menos de 20 universidades nacionales y provinciales. La UNC dio “cátedra” de lucha frente a la inacción de la burocracia sindical y estudiantil que, a ambos lados de “la grieta”, se dedicó entonces a demarcarse de las tomas cuando no a la carnereada directa.

Lo que había comenzado como un apoyo a la docencia en el marco de la negociación paritaria culminó en el desarrollo de un programa popular para la universidad que puso en la picota la orientación antieducativa del gobierno Macri y desnudó los lazos de convivencia al interior de la universidad de las distintas fuerzas patronales (Yanzy “PJ” Ferreyra y Hugo “Morado” Juri).

La imputación, por cierto, insostenible, les atribuye a los compañeros el delito de usurpación. Prevé penas de entre seis meses y tres años de prisión. La justicia federal de Córdoba, con esta decisión de ir a juicio, busca aleccionar al movimiento estudiantil que frente al derrumbe económico y social se enfrentará nuevamente a grandes tareas en defensa de la educación pública. La salud y la educación en el marco del derrumbe fiscal y la capitulación ante el capital internacional serán una arena de lucha política inmensa que nos encontrará nuevamente tomando nada más y nada menos que lo propio que nos corresponde.

Desde el Partido Obrero-Tendencia nos solidarizamos con lxs compañerxs procesadxs y planteamos la necesidad de encarar una campaña de pronunciamientos de los centros de estudiantes, agrupaciones, secundarias, terciarias y universitarias. Incluyendo también a los trabajadores, sobre quienes también pesa la amenaza de acciones judiciales cada vez que salen a luchar por sus reclamos, como los trabajadores de la heroica lucha de Minetti y activistas del SUOEM, de la UTA, etc.

La preparación de una multitudinaria “marcha de la gorra” en noviembre, debe estar precedida de un intenso trabajo de preparación con declaraciones y una fuerte campaña de agitación denunciando el “gatillo fácil” como la expresión de la represión contra la juventud, y a la persecución judicial y la amenaza de prisión por luchar como su expresión institucional ´civilizada´.

Suscribite a Política Obrera