21S: trabajadores de Salud, todos juntos a las calles

Escribe Maxi S. Cortés

Tiempo de lectura: 2 minutos

El colapso sobre el personal de salud ha tenido que ser reconocido por los gobiernos luego de las fuertes denuncias de los terapistas y médicos de la Universidad de Buenos Aires y Facultad de Medicina. Las burocracias, arrastradas detrás de los gobiernos, echan lastre escamoteando a cuenta gotas días de licencias que acuerdan ante el desesperante reclamo de los trabajadores. Con 17.000 trabajadores infectados y más de 75 compañeros fallecidos, los insumos de bio seguridad que se entregan no alcanzan. En la jornada de lucha del 21 de septiembre, inicialmente lanzada por los trabajadores y trabajadoras de Enfermería, está planteada una gran movilización para visibilizar este cuadro.

Reducción de la jornada y más personal

Los gobiernos nacional, porteño y provinciales pretenden “flexibilizar” la cuarentena y que los trabajadores soporten hasta donde sea, sin incorporar personal al diezmado sistema de salud. Parece, a esta altura, una cuestión de estado. El acuerdo del 12 agosto de los ministerios de Trabajo y Salud que congeló las licencias del convenio hasta marzo del 2021 para el personal de salud debe ser derogado.

Es importante recordar que la mayoría del personal de salud tiene enfermedades preexistentes, consecuencia de un régimen de trabajo precarizado y matador. La mayoría del personal no llega a la edad jubilatoria. La reducción de la jornada a 6 horas en Enfermería (30 horas semanales) y la apertura de un nuevo turno, más un masivo reforzamiento de personal al sistema, son reclamos fundamentales, junto a un salario básico igual al valor de la canasta familiar. Es el reconocimiento que piden los enfermeros de la CABA y necesitan los de todo el país.

Reapertura de paritarias

Con salarios básicos que oscilan entre 15 mil y 30 mil, la remuneración de los trabajadores de la salud está por debajo de lo que cobra la podrida policía bonaerense. Marta Márquez, de CICOP, recordó en declaraciones radiales que “los policías salen a reclamar con los patrulleros y las armas. Cuando nosotros salimos a protestar nos reprimieron” (Urgente24.com, 9/9). Dicho esto, así como la bonaerense cuenta con un sistema de “horas adicionales” que son administradas por los jerarcas de la maldita policía, en Enfermería los módulos son administrados extorsivamente por las autoridades médicas y las burocracias sindicales aliadas.

La burocracia médica y profesional ha entregado la paritaria por 10 mil pesos no remunerativos. La municipal, por 5 mil. A diferencia de ´la Bonaerense´, que han resuelto sus demandas en 48 horas, no somos esenciales, sino descartables.

En defensa de la salud pública y de la vida de los trabajadores, Tribuna de Salud se movilizará el 21S con Enfermería y todos los sectores que participen.

Suscribite a Política Obrera