16S: los lápices siguen escribiendo

Escribe UJS Secundarios (Tendencia)

Contra el régimen de impunidad y represión de ayer y hoy.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Hoy, 16 de septiembre, se cumplen 44 años de “La noche de los lápices”, trágica conmemoración de los estudiantes secundarios de La Plata secuestrados y desaparecidos por la dictadura cívico-militar. Jóvenes de entre 16 y 18 años, que se organizaban junto a miles de otros estudiantes participando de forma activa en las coordinadoras estudiantiles.

Vigencia

Las luchas de los compañeros secundarios del año 76 cobran más vigencia que nunca. Enfrentamos a un régimen que ha sostenido el aparato represivo de la última dictadura militar. Las consecuencias son el ´gatillo fácil´ y las desapariciones “en democracia”, como la de Facundo Astudillo Castro. Sergio Berni, el principal defensor y encubridor de la bonaerense sigue en su cargo debido al sostenimiento del ala “nacional y popular” del gobierno. La crisis policial reciente ha expuesto el derrumbe del propio aparato represivo del estado, entrelazado con el delito y la recaudación del juego ilegal, la prostitución y la venta de droga. El rápido aumento otorgado a la policía contrasta con el desfinanciamiento completo de la educación y la salud pública, lo que clarifica el orden de prioridades que este Estado asigna en el marco de la crisis política y social.

Derrumbe educativo

Los jóvenes que somos parte de las familias trabajadoras luchamos por terminar el secundario, mientras que los recortes a la educación son cada vez más grandes y el vaciamiento, más evidente. Las escuelas no tienen la infraestructura en condiciones, como lo han denunciado docentes, estudiantes y familiares frente al temerario e improvisado intento de ´volver a la presencialidad´. Al mismo tiempo, se avanza en la privatización como lo revelan las ´reformas´ educativas que destruyen los planes de estudio. En el caso de la ´virtualidad´, tanto docentes como estudiantes hemos tenido que costear nosotros mismos los recursos tecnológicos para seguir teniendo contacto con las escuelas. Los que no tienen esos recursos -según UNICEF, la mitad de la población educativa- han quedado afuera de la educación ´pública´. La decisión de no ´calificar´ contenidos este año es una confesión del fracaso educativo. Los ´contenidos´ se acumularán para quién sabe cuándo. La pandemia del coronavirus ha profundizado y expuesto como nunca el derrumbe social y educativo al que nos somete el capitalismo.

Así como la educación en su conjunto se ha devaluado enormemente, tampoco se nos brinda educación sexual científica y laica. En los casos donde se ´aplica´ la ley, cada institución ´selecciona´ los contenidos pertinentes -según su criterio e ideología. Es una concesión al clero y atenta contra el carácter formativo de la ESI. Las medidas de cuarentena y encierro vuelven a colocar al rojo vivo las situaciones de violencia que ocurren fundamentalmente en los propios hogares. No hay Educación Sexual Integral y tampoco existen medidas estatales para proteger a los jóvenes que sufrimos esta violencia. La plena implementación de la ESI junto a las políticas de resguardo de la juventud, sin ninguna injerencia de la iglesia y sus partidos, es una lucha emancipatoria.

Toda esta orientación no hace más que infringir nuestro derecho a la educación y a la vida. La pobreza estructural hace impensable, para un gran sector de estudiantes, continuar con sus estudios. La juventud engrosa las filas de la mano de obra de los trabajos mal pagos, en condiciones de explotación, sin aportes jubilatorios, ni coberturas médicas. Se utiliza a la juventud para ´deprimir´ los salarios de toda la clase obrera. Por eso somos partidarios de la organización socialista de la juventud y de la unidad obrero-estudiantil frente al Estado y los capitalistas.

Seguimos luchando

Este nuevo aniversario de “La noche de los lápices”, nos encuentra con compañeros universitarios de Córdoba procesados por la gran rebelión de 2018y la combativa toma de la Universidad. Se pretende ´aleccionar´ al movimiento estudiantil con un juicio a 30 estudiantes que han participado -¡junto a miles!- de esas movilizaciones. El movimiento secundario, a nivel nacional, tiene que colocar bien fuerte en sus reclamos la absolución completa e incondicional de los compañeros.

La juventud, históricamente, en distintos puntos del mundo, ha salido a las calles a organizarse y enfrentar a este régimen que nada tiene para ofrecernos. ¡Por eso debemos avanzar más conscientes y organizados que nunca para acabar con esta política de estado de reprimir nuestras luchas y a su vez conquistar cada una de nuestras reivindicaciones!

¡Pongamos en pie coordinadoras estudiantiles y una gran jornada de lucha para organizarnos por nuestros reclamos!

¡Implementación del boleto estudiantil gratuito ya!

¡Basta de recortes a la educación! Aumento de presupuesto. Recursos para la virtualidad. Comités de higiene estudiantes y docentes con poder de veto. Plan de obras edilicias. Aumento salarial a nuestros docentes. Vamos por la correcta implementación de la educación sexual científica y laica en todos los colegios.

¡Absolución de los estudiantes cordobeses que irán a juicio por luchar!

Unidad obrero-estudiantil.

¡Compañeros detenidos-desaparecidos durante la dictadura militar PRESENTES! ¡Juicio y castigo a los responsables! Apertura de los archivos de la dictadura militar.

¡Abajo el régimen de represión, gatillo fácil y de impunidad!

Suscribite a Política Obrera