Isabel Colman: "apoyo esta lucha hasta el final"

Escribe Bárbara Carrillo

Tiempo de lectura: 2 minutos

Isabel Colman, madre de Diana, se encuentra desde el 20 de julio apoyando la toma de Guernica. Sus hijos y sus amigas están allí, defendiendo el derecho a acceder a una vivienda, y ella participa solidariamente.

Diana Colman se encuentra desaparecida desde el 19 de junio de 2015. Se la vio por última vez esperando en la ruta 210 a su ex pareja. Nada más se supo nada de ella, que en ese entonces tenía 25 años y un hijo de 9. Su mamá, en completa soledad, emprendió la búsqueda de Diana y eso le costó muy caro a su salud. En estos años, sufrió dos infartos y la amputación de su pierna derecha. Pero ella sigue en una incansable lucha por la aparición con vida de Diana, acompañada y rodeada de la solidaridad de las organizaciones sociales del distrito.

En comunicación con Política Obrera, Isabel cuenta porque apoya la lucha por tierra y vivienda en Guernica. "Yo acompaño la toma porque mis hijos y amigas se encuentran ahí, porque ya no podían pagar un alquiler, y porque muchos se quedaron sin trabajo con la pandemia. Ellos soportaron fríos y lluvias y la pasaron realmente muy mal, porque no tienen donde ir". Isabel también mencionó a uno de los fiscales que está en la causa contra la toma, Juan Condomí Alcorta, también fue fiscal de la causa de Diana. Renunció al poco tiempo, sin haber realizado ninguna investigación certera. Pero antes de renunciar, se tomó el trabajo de denunciar públicamente a las organizaciones sociales por "violentas", luego de una enorme manifestación en la fiscalía. Isabel comenta: "el fiscal es un mamarracho, que para estas causas actúa rápido, pero con mi hija ni se movió". En este aspecto, la madre de Diana señala que la nula búsqueda de su hija se debe a que "somos pobres e inmigrantes". Y, en relación a esto, le dedica unas palabras a la intendenta de Presidente Perón, Blanca Cantero, quién se refirió en varias reuniones a los habitantes de la toma como "todos extranjeros que quieren todo de arriba". "Que la intendente haga una recorrida por los countrys de Guernica. Va a encontrar todas paraguayas y peruanas limpiando las casas de los mismos que ahora nos quieren echar a la calle. Yo no distingo quién es paraguayo o boliviano o argentino. En la toma están todos por necesidad y los apoyo".

Así como Isabel, son cientos las mujeres que se encuentran viviendo en la toma o apoyando esta lucha que ya tomó importancia nacional. Las mujeres están en la primera línea de batalla contra la pandemia, contra el hambre y por el derecho a una vivienda. En el caso de nuestra tendencia del Polo Obrero, tenemos a Josefina, quién se puso al hombro la olla popular en la toma, que da de comer a cientos de vecinos. O Verónica, nuestra compañera, quién estuvo detenida más de 20 horas por querer ingresar material para pelearle al frío en la ocupación. Mujeres que escapan de la violencia, mujeres que se encuentran viviendo solas con embarazos a cuestas, mujeres jubiladas, madres que llevaron a sus niños con la esperanza de encontrar un techo.

En esta lucha, las reivindicaciones de las mujeres trabajadoras están completamente unidas a las reivindicaciones de la propia clase.

Seguimos llamando a rodear de solidaridad a la toma y a miles de familias que se encuentran ahí. ¡No al desalojo! Por el derecho a la tierra y la vivienda. Aparición con vida de Diana Colman.

Suscribite a Política Obrera