Las paritarias y el congelamiento salarial

Escribe Pablo Busch

Tiempo de lectura: 3 minutos

Aunque los grandes medios todavía no lo registran, el empantanamiento de las principales negociaciones paritarias se agudiza semana a semana.

La política salarial del Gobierno se observa en los ofrecimientos salariales que realiza a los gremios estatales. Según el portal Infogremiales, "El Gobierno se plantó en el 7% para este año y peligra la firma de la paritaria estatal… La paritaria del sector público entra en zona de definiciones. Y también de fuertes turbulencias… Es que del 15% puesto sobre la mesa de negociación sólo el 7% se pagaría este 2020. El resto en tramos del año próximo. Más tarde circuló que podría ser el 17%, pero eso no cambia lo pagadero este año."

"De hecho, desde ATE ya empezaron a evaluar medidas de fuerza en caso de que no haya una oferta superadora. ´Ya nos aseguraron que no se van a mover del 7% para este año. Es inaceptable´, remarcaron los ceteístas. En ese clima habrá que ver que decide hacer UPCN cuando acerquen un nuevo borrador. El gremio que comanda Andrés Rodríguez suele tener posturas más conciliadoras, pero hasta ahora también rechazó el planteo oficial. Si ambos mantienen esa condición el Gobierno deberá laudarla por decreto" (ídem)

Mientras tanto, los judiciales nacionales ya iniciaron medidas de fuerza por recomposición salarial. El personal agrupado en la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación (UEJN) paralizará las tareas durante 24 y 48 horas, progresivamente, en demanda de "una recomposición salarial y varias compensaciones".

Por último, las paritarias de docentes y estatales también se encuentran en crisis en todas las provincias. El gobierno de Kicillof convocó a distintos sectores a negociaciones (docentes, estatales, etc), pero sin acercarles siquiera propuestas. Arcioni, en Chubut, afronta un principio de nueva rebelión por el reiterado atraso en el pago de haberes. Mientras tanto, crece la movilización de los trabajadores de la Salud, en medio de la ola de contagios.

Bonos

Entre los trabajadores privados, las paritarias, allí donde se discuten, las patronales tratan de sustituir el convenio salarial por bonos puntuales. Por otra parte, las empresas más afectadas por la pandemia buscan clausurar cualquier tipo de negociación, aunque estén pre-acordadas por convenio (Aeronáuticos, por ejemplo).

En Comercio, burocracia y patronales acordaron una suma de 5.000 por siete meses, que fue rechazado por diferentes seccionales y la oposición a Cavalieri, por un lado, y un sector de la Cámara Empresaria, por el otro. Según Infogremiales, los empresarios "temen que la sublevación de las seccionales termine en una balcanización que rompa la conciliación obligatoria y detone medidas de fuerza en diferentes establecimientos. Se trata de una negociación que involucra a cerca de 1.2 millones de trabajadores registrados. Es la más populosa del mercado laboral argentino y, adicionalmente, uno de los pulsos que rigen su inercia. La rebelión de las seccionales ya tuvo su episodio durante la paritaria de los metalúrgicos.

En el sindicato de la Alimentación, el acuerdo que aceptó la burocracia, el 6,5% por cuatro meses, fue rechazado en la mayoría de las fábricas. Algunas Seccionales oficialistas, como San Luis, lo desconocen. Pepsico Mar del Plata y McCain Balcarce están dispuestas a iniciar medidas de fuerza. La reapertura de actividades plantea un conflicto. Lo mismo vale para la rama avícola del Sindicato, cuyo acuerdo original fue todavía peor (5%).

Nuestra posición

La paritaria del 30% del Sutna (un 37%de aumento en el salario de bolsillo) marca una orientación.

Por un aumento general de emergencia del 40% para todos los trabajadores. Por la defensa del 82% móvil y el rechazo al proyecto de nueva reforma previsional.

Por trabajo genuino, reparto de las horas de trabajo entre todos los trabajadores desocupados, sin afectar el salario.

Por la derogación del Impuesto a las Ganancias a los trabajadores. Por la defensa del derecho a la vivienda para las familias obreras.

Por un Congreso de trabajadores que desarrolle un programa propio de salida al hambre, a los despidos y al conjunto de la crisis.

La presente lucha plantea una lucha que incluye la huelga general. Preparémonos.

Suscribite a Política Obrera