Grecia: tomas de escuelas contra la ´reapertura´

Escribe Mauri Colón

Tiempo de lectura: 2 minutos

“Caos en las escuelas”, tituló un periódico griego. Y no es para menos. Solo ocho días después del inicio del ciclo lectivo, se conocía que 50 estudiantes, 16 maestros y un trabajador de apoyo se vieron afectados por coronavirus. El salto de los contagios impulsó a las tomas de las escuelas.

La lucha de docentes y estudiantes ya lleva una semana. Se contabilizan 700 escuelas tomadas, serian una de cada cinco de los 3.168 establecimientos de educación secundaria del país.

La semana pasada, las manifestaciones surcaron las calles, donde tanto en el continente como en las islas hubo marchas. En Atenas, los compañeros del EEK señalan que el mitin del jueves 24 de septiembre fue “masivo y dinámico”. Allí se congregaron más de 1.500 estudiantes, quienes se manifestaron hasta las cercanías del Parlamento. (Neaprooptiki, 25/9)

Un estudiante que participa en una ocupación: "Creemos que el uso de máscaras no tiene el efecto deseado si no se implementan la infraestructura y las medidas adecuadas". Los estudiantes denuncian que las máscaras gratuitas proporcionadas por el estado son de mala calidad, lo que obliga a los padres a comprarlas. El viceministro de Salud, Vassilis Kontozamanis, dijo que las 500.000 máscaras inutilizables que el estado compró a expensas de los contribuyentes surgió de un "malentendido entre el gobierno y el contratista” (wsws.org, 23/9). Las ocupaciones de estudiantes cuentan con el apoyo de la Campaña de Solidaridad Covid19 -Menoume Energoi.

La protesta contó con el respaldo del sindicato de la Federación de Profesores de Secundaria (OLME), que concoocó a una huelga parcial. El dato muestra la oposición de las bases docentes a los planes del gobierno. El OLME, dirigido por la fracción sindical del partido gobernante, se ha visto obligado a apoyar las medidas de los educadores (wsws.org, 30/9).

Esta semana, las protestas continuarán en Atenas, Salónica y otras ciudades.

Los estudiantes y docentes demandan un máximo de 15 estudiantes por clases; la contratación inmediata de más maestros y personal de limpieza permanente; y la prohibición de que se instalen cámaras ‘ e-learning’ en las escuelas. Otro punto del pliego reivindicatorio es la abolición de la ley Kerameos, que apuntala a la educación privada (Athina984, 9/7).

Los estudiantes exigen que el gobierno reduzca el gasto en el ejército de Grecia y financie las escuelas y la salud pública.

El gobierno del Primer ministro Kyriakos Mitsotakis envió escuadrones para desalojar escuelas, ha detenido estudiantes y ha amedrentado a docentes y padres que apoyan la medida de los alumnos. Anastasia Gika, secretaria general del Ministerio de Educación, declaró que “Es un acto ilegal apoderarse de un edificio público. Es lo peor que se puede hacer dado que las escuelas también permanecieron cerradas durante los meses anteriores debido al coronavirus”.

La amplitud del programa de los secundarios es una señal de fuerte comprensión de la amenaza que la epidemia actual representa, en las condiciones de ‘reanudación’ capitalista, para la vida de la juventud.

Suscribite a Política Obrera