Universidad Nacional del Litoral: la FUL y un nuevo atropello a los estudiantes

Escriben Bruno A. y Franco A.

Tiempo de lectura: 2 minutos

El 24 de Septiembre se dio a conocer la resolución de la Federación Universitaria del Litoral (FUL) que, siguiendo los pasos de la FUBA, decidió a espaldas de los estudiantes auto-extenderse el mandato y suspender todas las elecciones estudiantiles de este año. Se concretó, con la complicidad de todas las fuerzas políticas que la integran, un nuevo atropello a los estudiantes.

Tanto la Franja Morada que conduce, como el MNR, el ALDE o el Evita, han votado unánimemente esto, celebrándolo como un acto en pos de salvaguardar la salud de los estudiantes, la misma que atacan sus partidos que, atendiendo al pedido del capital, han dado paso a la flexibilización del aislamiento obligatorio, causando contagios masivos en fábricas, y colapsos sanitarios debido al desguace sistemático que han realizado año tras año al sistema de salud.

A su vez, estas fuerzas políticas no han hecho nada para motorizar un plan de lucha por estudiantes y docentes en el marco de la virtualización, ya que en ninguna de las diez facultades se realizaron asambleas o reclamos en ningún momento del año.

Asamblea en la Facultad de Humanidades

El pasado viernes 25 se llevó a cabo una asamblea en la FHUC. Luego de siete meses sin reuniones, la misma tuvo que desdoblarse por la multiplicidad de debates y reclamos. Desde la UJS exigimos desde comienzo del año una asamblea e impulsamos una campaña de juntada de firmas para motorizarla. Finalmente, la asamblea llegó sólo por las elecciones del Centro, puesto que la conducción ´Octógono´ (Alde y Evita) también quería perpetuarse el mandato. Al respecto, rechazamos la extensión de los mandatos en el CeFhuc y la FUL, reclamamos asambleas mensuales y un congreso extraordinario de la federación.

El bloque unido de la Comisión directiva del CeFhuc, con Octógono a la cabeza, Franja Morada y el MNR, también refrendó la decisión de que la realización del Congreso de la FUL sea en diciembre (!). Esto no hace más que demostrar que sólo se han limitado a maniobrar desde el silencio para dejar pasar un sinnúmero de ataques a la comunidad educativa, desde la deserción estudiantil, a consecuencia de la virtualidad, la falta de pago a los becados de la fotocopiadora, a quienes le adeudan todos sus sueldos del año, hasta el feroz ataque que han sufrido los docentes universitarios.

Nuestra intervención

La verdadera naturaleza de la convocatoria no fue más que un intento de lavado de cara por parte de la conducción del CEFHUC, buscando demostrar que “están preocupados por la situación”. El encuentro, lejos de ser un alivio para Octógono, fue una piedra en su camino. Desde la UJS denunciamos fuertemente la adaptación de la conducción a los pedidos de la gestión morada, que ha maniobrado hasta para presentar protocolos de toma de exámenes inconsultos arriesgando a docentes y estudiantes, pero que rápidamente tuvieron que ser suspendidos.

Afirmamos que la pandemia no es una excusa para no organizarse contra los ataques a la educación. Al respecto, mocionamos que la asamblea se posicione contra el gobierno nacional y la gestión, y por todas las reivindicaciones estudiantiles. A su vez, nos pusimos a la cabeza de que se realicen futuras asambleas y se definan acciones por reclamos concretos, como las becas de trabajo de nuestros compañeros, las cuales serán nuevas instancias de lucha.

Ante la situación apremiante que enfrenta la educación toda en el país, pero especialmente la universitaria, el aumento del hambre y la desocupación en los gobiernos de Fernández y Perotti; y un Centro de Estudiantes sin rumbo, acoplado a la gestión e incapaz de organizar a los estudiantes para la lucha, los universitarios más que nunca debemos buscar una nueva forma de organización y plantear una salida de fondo.

Suscribite a Política Obrera