Costa Rica: cayó acuerdo con el FMI, las protestas siguen

Escribe Emiliano Monge

Tiempo de lectura: 3 minutos

Pese a que el gobierno de Costa Rica accedió a su reclamo de retirar la propuesta de negociación de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), manifestantes mantuvieron este lunes bloqueos en carreteras en Costa Rica. Según un reporte del Ministerio de Seguridad, hasta la mañana de este lunes había 45 puntos de bloqueos y otros 10 con paso intermitente de vehículos. La Federación Centroamericana de Transporte (Fecatrans) dijo que los bloqueos pasaron el martes de 7 a 53 puntos estratégicos y que los piquetes se hacen con maquinarias, tierra y rocas. La frontera con Panamá y Nicaragua están paralizadas. Miles de personas participan en los piquetes, convocados por el Movimiento Rescate Nacional, cuyos dirigentes dijeron que mantendrían la protesta.

Los sindicatos de salud anunciaron movilizaciones para impedir la privatización del servicio público de salud. Undeca (Unión Nacional de Empleados de la Caja Costarricense de Seguro Social) y el Bloque Unitario y Social (BUSSCO) que reúne expresiones sindicales y del campo social, se había sumado el sábado. Ayer movilizaron en San José el Movimiento Rescate Nacional (MRN), el Bloque Unitario Sindical y Social Costarricense (Bussco), el Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional (Sitún) y la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) y 36 sindicatos de empleados públicos, entre ellos las organizaciones del Magisterio Nacional. La Unión Médica Nacional (UMN) indica que apoyan el movimiento, pero que se mantendrán en los hospitales atendiendo la pandemia de covid-19. La Asociación Nacional de Educadores (ANDE), reconoció que también marchan para defender sus intereses como trabajadores públicos. Carmen Brenes, secretaria general dijo “Hoy se debate el futuro de nuestras anualidades, ya nos robaron el fondo complementario de pensiones y seguimos en la lucha contra el proyecto de ley de Empleo Público” (GDA, 7/10).

El domingo, el presidente Carlos Alvarado anunció el retiro de la criticada propuesta de acuerdo con el FMI, que implicaba ajustes y aumentos de tarifas e impuestos, y convocó a un diálogo nacional para formular una nueva propuesta. El Gobierno de Costa Rica quiere un préstamo por 1750 millones de dólares para enfrentar un déficit del 9,7% del PBI para este año. El acuerdo anunciado a mediados de septiembre había sido cuestionado por la mayoría del Congreso.

Con la intermediación del arzobispo de San José, José Rafael Quirós, los representantes del MRN, entregaron al gobierno su lista de peticiones para iniciar una mesa de diálogo y levantar los bloqueos. La lista de condiciones incluye 15 puntos, entre ellos el descarte de cualquier acuerdo con el FMI. Piden una mesa entre el Gobierno y el MRN.

La izquierda impositiva

laizquierdaweb había señalado que no es posible disputar la dirección de las luchas contra el FMI porque no está presente la “juventud” y es imposible disputar “por izquierda la lucha al gobierno” (https://politicaobrera.com/internacionales/2924-costa-rica-cuatro-dias-de-protestas-contra-el-fmi).

Ahora añade “En el momento que la lucha tome un giro progresivo nos sumaremos a apoyar las acciones de protesta” (izquierdaweb, 5/10). Además, “señalamos tres posibles condiciones para que la lucha tomara un rumbo progresivo: 1) el reemplazo de la consigna “No más impuestos” por una orientada a exigirle impuestos a las grandes empresas y fortunas; 2) la radicalización de la lucha; 3) la entrada en escena de las organizaciones sindicales en la pelea. Caracterizamos que el fin de semana se produjeron los puntos 2 y 3 anteriores” (ídem). Pocas veces se ha visto un método ultimatista tan grosero: ‘cuando las masas vengan a nosotros, nosotros iremos a las masas. La reorientación de una lucha no puede hacerse sino a través de la misma lucha.

Al mismo tiempo, “Llamamos, dice LID, a las organizaciones sindicales (BUSSCO, APSE) y al MRN, a convocar un Encuentro Sindical y Social de emergencia, con delegados de las organizaciones y regiones en lucha, para centralizar la lucha en cuanto al programa y el plan de acciones a seguir hasta derrotar al gobierno de Carlos Alvarado” (ídem). No define, sin embargo, en qué consistiría esa derrota. Indudablemente no lo ha sido de la ruptura de negociaciones con el FMI.

Para el PTS: “Si las reivindicaciones de la clase trabajadora no se plantean en su totalidad, a través de un programa de conjunto, entonces la realización parcial de medidas desconexas del programa de Corrales, con la confusión ideológica que hemos mencionado, podría abrir el camino a que se fortalezca alguna de todas las variables políticas burguesas” (ídem). El PTS se protege antes de tiempo, porque este agorerismo no hace las veces de una orientación.

Suscribite a Política Obrera