Provincia de Buenos Aires: 4000 adhesiones para la Tendencia, un pronunciamiento político

Escribe Lucas Benvenuto

Tiempo de lectura: 3 minutos

La Tendencia del Partido Obrero logró el primer objetivo en su campaña por la legalidad en la provincia de Buenos Aires al obtener las primeras 4000 adhesiones. Esta campaña, desarrollada en las condiciones adversas de la cuarentena, sentó su primer mojón político.

La campaña, iniciada hace apenas unos meses, ha despertado la simpatía de sectores de la clase obrera que tienen como referencia histórica al Partido Obrero y comparten la vida y la lucha laboral y sindical con compañeros de la Tendencia. Este es el caso de los trabajadores de la alimentación, por ejemplo, que en las fábricas de la zona norte han adherido al propósito de la legalización en que se encuentra empeñada nuestra Tendencia. Los compañeros se encuentran en pie de lucha por sus paritarias, y protagonizan una huelga de dos horas por turno en cada fábrica. En el caso de los docentes de la provincia de Buenos Aires, entre los cuales reunimos más de 400 firmas. Ellos están en lucha contra el intento de recuperar una falsa ‘normalidad’ escolar, por parte de los Fernández y Kicillof y la Cámpora.

Dentro del movimiento obrero, también la campaña se abrió paso entre los trabajadores municipales y metalúrgicos. Entre estos últimos, la campaña de la Tendencia recogió más de 40 adhesiones entre las mayores fábricas de La Matanza y la zona sur del conurbano bonaerense.

Un destaque especial merece la campaña entre los trabajadores de la salud de la provincia de Buenos Aires - más de 100 trabajadores de la salud -en su mayoría, enfermeros, médicos y técnicos de distintas ramas. El Partido Obrero Tendencia se empeñó e organizar e impulsar el último paro de enfermería, donde cientos de trabajadores autoconvocados de los hospitales de la zona sur y de la zona norte (entre ellos el Mercante y el Belgrano) se movilizaron por el aumento a $70.000 para el sueldo mínimos, la paritaria discutida por las bases, el aumento inmediato de la planta de personal y la provisión total de los EPP por parte del estado.

Sin lugar a dudas, el Polo Obrero Tendencia ha sido uno de los motores principales de la campaña. Más de 1400 compañeros de los barrios del conurbano y algunos del interior de la provincia de Buenos Aires (por ejemplo, Pergamino) han desarrollado la campaña de la legalidad en cada una de las ollas y merenderos que se levantan diariamente y funcionan como verdaderos centros de organización política. Merlo, Moreno, Pilar y Berazategui fueron los primeros impulsores de la campaña, a la que rápidamente se sumaron las demás regionales. La movilización piquetera de hace diez días, de la que participaron más de cinco mil compañeros, convocados por el Polo Obrero Tendencia, la OCR, la 29 de Mayo, el MSL (TODELAC, TODU, MOT, TODEL Venceremos) a Desarrollo Social de la Nación, sirvió para estrechar el debate político alrededor de la legalidad con las organizaciones que participaron de la actividad.

Hay que destacar la campaña que está desarrollando el Polo Obrero de Presidente Perón, por varios aspectos de orden político. Allí la conformación del Polo Obrero Tendencia, en su mayoría, se nutrió de luchadores de diversas corrientes, al cabo de una experiencia política relativamente reciente. Se realizaron varias asambleas (presenciales y virtuales) con la finalidad de explicar la importancia de obtener nuestra personería, o sea de desarrollar todos los instrumentos políticos para superar la crisis que ha atravesado el Partido Obrero. Los debates se desarrollaron al calor de la ocupación de Guernica, donde la lucha de 2500 vecinos tierra y vivienda se ha convertido en una referencia para las familias obreras que carecen de una vivienda adecuada. Quienes planteábamos la función política de la legalidad para una corriente revolucionaria de la clase obrera, peleábamos juntos para rechazar el desalojo ‘nacional y popular’ de los Berni, Larroque y Kicillof. Todo un método: plantear la necesidad de una estrategia política junto a una lucha cotidiana e inmediata vital. Así surgieron las primeras 70 adhesiones entre los barrios Las Lomas, la Yaya y Numancia (en donde se desarrolla la toma). Las y los compañeros, muchos nuevos en nuestra organización, son los mismos referentes barriales que pelean por su vivienda y por su partido. Nos hemos puesto un objetivo mayor: llegar a las 200 adhesiones en los cuatro barrios en el transcurso de las próximas semanas.

De conjunto, a través de la campaña en la provincia de Buenos Aires verificamos el espíritu de rebelión popular que crece entre nuestras masas, como ocurre en países vecinos y lejanos, y a lo largo del territorio nacional.

La campaña por la legalidad no gira en el vacío, está vinculada a cada uno de los procesos de lucha que libra la clase obrera bajo las condiciones diarias impuestas por la pandemia, y bajo las condiciones históricas de una sociedad explotadora que opone al rescate de la vida, el rescate del capital y las patronales. En el caso de la vivienda, las patronales inmobiliarias.

Suscribite a Política Obrera