Sanatorio Güemes: la lucha por el pago de los sueldos

Escribe Soledad Domínguez

Tiempo de lectura: 1 minuto

En el Sanatorio Güemes, el pago de la segunda mitad del salario correspondiente al mes de septiembre se demoró hasta 22 de octubre. Lo mismo ha sucedido en el mes de agosto, cuando los trabajadores no cobraron la parte correspondiente al ATP. La empresa asegura que no hay fondos para pagar los salarios y por ese motivo depende del ATP.

Frente a tremenda situación, los trabajadores estuvieron realizando retenciones de tareas entre el viernes 16 y el miércoles 21, cuando se realizó una acción en el hall de entrada. Luego de las acciones por parte de los y las trabajadoras y frente al anuncio de una nueva medida para el jueves 22, la empresa depositó el resto del salario faltante.

El rol que están ocupando los y las trabajadoras del sanatorio Güemes desde el comienzo de la pandemia es verdaderamente ejemplificador. No solo por encontrarse en la primera línea de un Sanatorio que tiene casi la totalidad de las camas ocupadas por pacientes con covid, sino porque desde el primer día se han organizado por los EPP, por el aislamiento, testeos y protocolos frente a los contagios masivos y por el cobro del sueldo completo. Han arrancado asambleas, frente a una pasividad cómplice de la patronal de la Celeste y Blanca. Frente a estos hechos, la patronal ha despedido trabajadoras y trabajadores. De eso, la burocracia no habla, pero tomó nota y se ha plegado a la realización de acciones por el cobro del salario para no perder el control de la situación. Es que la situación es explosiva y las compañeras que fueron despedidas por arrancar una asamblea por el cobro del salario marcaron el camino: asambleas y acciones en defensa del salario han dado resultado. A la lucha por el salario es importante sumar el rechazo a los despidos o cualquier tipo de amedrentamiento por parte de la patronal.

De cara al 21N, jornada de lucha por el Día de la Enfermería, tenemos la posibilidad de confluir con todas las luchas y trabajadores de la salud. El Güemes debe sumarse.

Suscribite a Política Obrera