Gran festival por Mariano Ferreyra

Escriben Laila Araceli y Joaquín Antúnez

Tiempo de lectura: 2 minutos

El festival virtual organizado por la UJS Tendencia a 10 años del asesinato de Mariano Ferreyra contó con enormes intervenciones artísticas, saludos del movimiento obrero y de familias en lucha contra la impunidad. La jornada fue seguida apasionadamente por centenares de compañeros en todo el país, consagrando no sólo un homenaje sino también una tribuna de lucha contra el Estado y las patronales.

La duración del mismo -más de tres horas- refleja lo hondo que ha calado en la conciencia de la clase obrera el crimen de Mariano. Desde un primer momento, lo interpretamos desde el Partido Obrero como un crimen contra la clase obrera. La misma clase obrera que dio una intensa batalla por el juicio y castigo a Pedraza y mantiene hoy bien alto las banderas de la lucha contra la impunidad y la precarización laboral.

El festival tuvo la enorme virtud de condensar en una expresión política y artística estas conclusiones, integrando a los luchadores del movimiento obrero junto a los artistas siempre solidarios con las causas populares.

El festival estuvo atravesado por distintas sensaciones, desde las rimas de “La juventud está pilla” que animaron a todos los oyentes hasta las lágrimas con el apasionado relato de Norma Giménez (“La Negra” para mucho de nosotros) al relatar cómo era Mariano a sus 13 años, cuando se incorporó a la UJS de Avellaneda. También fueron entrevistados otros compañeros, entre ellos, Diego Rojas, Jacyn, El Be y Jorge Altamira. Más de 30 artistas participaron de la actividad, enviando videos realizados especialmente para el evento.

Queremos agradecer a todos y todas las artistas, delegaciones obreras, docentes, estatales, familias en lucha contra la impunidad que hicieron llegar su saludo y, que como ya hemos mencionado, en sus intervenciones han plasmado la vigencia de la lucha militante de Mariano. De la misma manera, que no podemos obviar el enorme trabajo de los compañeros que se cargaron el armado y edición de la enorme cantidad de material que nos ha llegado desde el día que abrimos la convocatoria.

Una nueva generación de jóvenes luchadores asoma en el mundo. Así lo testimonian la revolución chilena, la lucha contra el golpe en Bolivia, la rebelión popular en Estados Unidos, donde la juventud es la que choca en primera línea con la asesina Guardia Nacional y hace frente a las milicias fascistas promovidas por Trump. Hacia esa juventud nos hemos dirigido durante la organización del festival y durante la jornada misma, para señalar los límites insalvables de un régimen social en agonía y las perspectivas que se abren para la juventud revolucionaria. Esto no podía quedar ausente, porque era la causa militante de Mariano y así lo repitieron una y otra vez todos los saludos que llegaron del movimiento obrero.

La agitación política ha sido el corazón de esta campaña, hemos acercado a la juventud el balance y la perspectiva de una etapa política, debemos reforzar este trabajo en toda la juventud trabajadora del país, para sumar aún más compañeros. Un homenaje a Mariano no podía desarrollarse al margen de sumar nuevas camadas de compañeros a la lucha por el Socialismo. La jornada puede evaluarse desde su primer momento como positiva, es nuestra responsabilidad desarrollarla aún más.

Compañeros, Mariano está presente en estas luchas presentes y venideras, sostengamos bien en alto esas banderas.

Suscribite a Política Obrera