Abajo el desalojo de Guernica

Escribe Partido Obrero - Tendencia

Tierra y vivienda para los vecinos.

Tiempo de lectura: 2 minutos

En la madrugada de hoy, un feroz dispositivo de la policía bonaerense, al mando de Sergio Berni, inició el desalojo de la toma de Guernica. Las imágenes y testimonios hablan por sí solos: gases, balas de goma y el incendio de las casillas que con enorme esfuerzo habían comenzado a levantar los vecinos.

El desalojo sorpresivo estaba en los planes del juzgado y del gobierno bonaerense, desde el momento en que el juez estableció un período “amplio” para ejecutar la expulsión de los vecinos. Con ese mismo objeto, Berni había “avisado” de un supuesto desalojo el próximo viernes, con el único propósito de anticiparse y perpetrar sin aviso la operación represiva que tiene lugar en estas horas.

El desalojo súbito delata a Berni-Kicillof y al gobierno nacional como verdaderos conspiradores contra el derecho al suelo y a la vivienda. Las familias que están en Guernica debieron dejar sus anteriores viviendas por no poder pagar los alquileres, o, simplemente, para preservarse del hacinamiento en medio de la escalada de contagios. El gobierno, impotente para impedir la crisis sanitaria, muestra su “eficacia” a la hora de actuar a mansalva contra quienes, en medio de la pandemia, se han quedado sin techo.

El desalojo es también la reacción del gobierno a las firmes decisiones de los vecinos, que rechazaron una y otra vez los intentos del gobierno de que abandonen el barrio a cambio de promesas y maniobras. Los barrios, en asamblea, ratificaban una y otra vez que los casi cuatro meses de ocupación no debían ser en vano: la lucha es por la tierra y por el techo.

El país asiste, mientras tanto, a un verdadero saqueo y “usurpación” de sus recursos, por parte de los banqueros, corporaciones y especulaciones capitalistas. Todos ellos han aprovechado la pandemia –y los recursos recibidos para el gobierno- para perpetrar el saqueo del país. Ahora, pretenden servirse de los dólares acumulados para hacer otro gran negociado, esta vez, con la quiebra de la Argentina.

El desalojo de Guernica es un gesto de Fernández y Fernández a estos usurpadores capitalistas. “estamos con ustedes, la mano dura será contra el pueblo trabajador”.

Mal que les pese, la fuerte reacción que se está gestando en estas horas contra el desalojo será sólo la punta del ovillo. La Tendencia del Partido Obrero participa en estos momentos de todos los cortes y acciones de lucha y de repudio contra el desalojo.

Desarrollemos una gran movilización en todos lados. ¡Abajo el desalojo! Tierra y vivienda para todos los vecinos! Que se destinen con ese fin las tierras ociosas públicas y privadas de la zona. Todos con Guernica.

Partido Obrero (Tendencia) 29.10.2020, 7.00 horas

Suscribite a Política Obrera