Salud: la lucha de los interinos en la provincia de Buenos Aires

Escriben Paula De Martino y Florencia Suárez

Tiempo de lectura: 2 minutos

El ministerio de Salud bonaerense anunció que el pago de los salarios de los 1.137 trabajadores interinos -residentes egresados del último año e incorporados al sistema de salud de la provincia- se retrasará, en principio, tres meses por “problemas administrativos”.

El anuncio generó un masivo descontento entre el personal interino que llevó a una concurrida asamblea general que deliberó sobre la situación, evaluó la posibilidad de ir a un paro por la regularización de los pagos y redactó una carta pública en rechazo al anuncio. La carta fue leída en una conferencia realizada en la puerta de la gobernación. Los trabajadores rechazamos trabajar gratis y denunciamos las declaraciones del ministerio por el intento de naturalizar lo que es lisa y llanamente una precarización laboral. Esta situación no es ajena a la precarización laboral que sufre el personal de salud a lo largo y ancho del país. Cuando se contrata más personal, se hace de manera precarizada.

Los trabajadores cuestionan la decisión de la propia gobernación ya que existen recursos para mantener un operativo de represión de la lucha social, como puso de manifiesto el desalojo en Guernica, pero no para pagarle al personal de salud. Se planteó también, la necesidad de licencias y vacaciones para el conjunto de los profesionales de salud, que cargan con el desgaste de haber trabajado sin pausa en el contexto de la emergencia sanitaria, así como también se hizo referencia a la convocatoria de paritarias. Los trabajadores interinos finalmente reclamamos el pago de los salarios y regularización en el curso de esta semana. El único gremio que se acercó a la conferencia y dejó su saludo fue Cicop.

Esta falta de pago de haberes no solo afecta a los interinos, sino también a los trabajadores que ingresaron bajo “becas de contingencias COVID”. El ministerio ha planteado que tampoco va a poder garantizar el pago a los jefes de residentes en hospitales y en el primer nivel de atención. En el contexto actual de profundización de la precarización y la carestía, se hace urgente el cobro de los salarios. Esto también les ocurre a los residentes que pertenecen al ámbito de Nación.

El problema salarial y presupuestario que plantean los interinos se da en el contexto del cierre de paritarias por parte de UPCN con el gobierno nacional en un 7% o, en el caso de los profesionales de salud de la provincia, en un 14% - éste ha sido rechazado por los trabajadores agremiados de Cicop, quienes el próximo 12 de noviembre realizarán una caravana. El personal interino participará de la misma con su propia agenda. Está planteada la necesidad de un paro conjunto.

También Fesprosa convoca para el 10 de noviembre a una jornada de lucha, en el interior del país. Es necesario que los profesionales de salud unifiquemos nuestras reivindicaciones en un programa de conjunto y coordinemos medidas en todo el país. El 20 y 21 de noviembre, en coincidencia con el día nacional de enfermería, tendremos una oportunidad para que todo el equipo de salud se auto convoque unitariamente en defensa de todos sus reclamos y derechos en todo el país, empezando por la cuestión salarial. Los sindicatos deberían recoger esta iniciativa y convocar a un paro nacional, como plantean los interinos, para garantizar la presencia en la calle y pegar con un solo puño. Es necesario plantear el aumento del 40% salarial para todo el personal de salud, acorde a la canasta básica y a la inflación, no más salarios de miseria.

Licencias y vacaciones para el personal de salud.

Por el pase a planta permanente de los interinos.

¡Pago del sueldo ya! No más retrasos.

Por 40% de aumento salarial a todo el personal de salud.

Suscribite a Política Obrera