Perú: que se vayan todos

Escribe Emiliano Monge

Tiempo de lectura: 2 minutos

Tras la destitución de Vizcarra por un golpe del Congreso y las fuerzas armadas, la elección de su sucesor, Manuel Merino, desató una nueva crisis. Miles de personas salieron a las calles en diferentes puntos del país. La represión de la policía produjo la muerte de dos manifestantes. Trece de los 18 ministros nombrados por Merino, renunciaron a sus cargos. El jefe del Congreso, Luis Valdez, pidió en la noche del sábado la renuncia de Merino. Lo mismo hizo alcalde de Lima, Jorge Muñoz, del partido Acción Popular, el mismo de Merino. Un sector de diputados reclama la intervención de la OEA, para “que aplique el artículo 20 de su carta democrática” (larepublica, 13/11).

El Ministro del Interior del gobierno de facto, Gastón Rodríguez Limo, fue citado al Congreso por abusos y heridos graves. Hay centenares de denuncias de abusos policiales (El Perfil, 14/11), y al menos tres jóvenes asesinados por la policía. La violencia policial contra manifestantes quedó registrada en redes.

La izquierda

Para todo un sector de la izquierda, hubo una “destitución” Vizcarra, producto de una “puja interburguesa”, una “crisis constitucional”, una “crisis de representación” (PTS), “puja de poder entre los de arriba” (izquierdaweb, 14/11), por motivos de corrupción. Se trataría sólo de una “disputa entre corruptos”. Los acontecimientos posteriores son presentados como una “crisis del gabinete” (laizquierdadiario, 15/11).

Desde el oficialismo del PO hablan de “destitución” (11/11). La agrupación Vilcapaza, también expresa lo mismo: “el gobierno desplazó (sic) a Vizacarra de la presidencia”, lo que sería “una pugna entre dos mafias por el poder político para lucrar y gobernar” (PO, 10/11).

Para la Corriente Socialista de los y las Trabajadores (CST) del PTS, ya vimos, es parte de la “disputa interburguesa” (LID, 11/11), pero no un golpe

“Desde el Partido de los Trabajadores Uníos y nuestro compañero Enrique Fernández (Chacón), dice Izquierda Socialista, UNÍOS en el Frente Amplio (FA), votamos a favor de la vacancia desde una perspectiva independiente, de la clase trabajadora y anticapitalista: Vizcarra se debía ir por corrupto”. Solicitan a Merino: “plata para empleo, salud, educación y que se termine con los subsidios a los grandes empresarios”. “Luchemos en las calles por un gobierno de los que nunca gobernaron” (elsocialista, 10/11).

El repetido término “corrupción” esconde la crisis de un inmenso sector de la burguesía que lucró con los emprendimientos y las coimas de Odebrecht y que llevó al exilio, la cárcel y el suicidio a varios ex presidentes.

Suscribite a Política Obrera