Secundarios CABA: rechacemos la vuelta a clases de Acuña y Trotta

Escribe Oriana y Mafer – UJS Secundarios (Tendencia)

Tiempo de lectura: 2 minutos

El anuncio del gobierno que habilita en plena pandemia el retorno a las clases presenciales nos pone a los estudiantes entre la espada y la pared. Después de meses en los cuales la cursada virtual de los ministros Trotta y Acuña -sin proveer dispositivos e Internet-, profundizara la deserción estudiantil, llevando a que muchos de nosotros perdiéramos el año, este anuncio es una confesión del fracaso de la virtualidad en los términos que ellos mismos plantearon.

La vuelta a los colegios en este momento nos pone en riesgo tanto a nosotros como a toda la comunidad educativa en su conjunto. Esto quedó demostrado en la Escuela 10 D.E. 11, ubicada en Flores, donde, a un día de la apertura, docentes y estudiantes quedaron aislados por un brote de COVID-19. A pesar de esto se busca avanzar en una reapertura general de la cursada, la cual se efectivizaría a principios de 2021, dentro de algunos meses.

Las dos alternativas de cursada que el gobierno nos presentó hasta el momento han fracasado. El modelo de virtualidad diseñado por Acuña ha chocado contra plataformas online colapsadas, contenidos de estudio devaluados y falta de conectividad tanto para los docentes como para los propios estudiantes, entre otras. Y, por otro lado, el protocolo de clases presenciales que ahora se busca implementar porque casi ningún estudiante se presenta y los pocos que lo hacen terminan aislados debido a que las propias escuelas actúan como focos de contagio. Como podemos ver a nivel nacional, el gobierno no invierte en el equipo sanitario necesario, ni tiene la intención de generar protocolos viables para que la vuelta a las aulas no exponga nuestra vida ni nuestra salud. Su incapacidad para ofrecer alguna salida a esta crisis no puede pasar desapercibida: expresa el agotamiento de un sistema educativo puesto al servicio de los negociados capitalistas, los cuales año tras año recortan mediante reformas los contenidos que se enseñan.

Cabe destacar la parálisis presente en la Coordinadora de Estudiantes Base (CEB), la cual en todo el año ha evitado intervenir de manera decidida sobre la crisis que atravesamos, a pesar de ser el organismo que nuclea a una parte importante de los centros de estudiantes de Capital Federal. En paralelo a este inmovilismo han surgido asambleas docentes y grupos de padres organizados en torno al rechazo a la vuelta a la presencialidad. De la mano de esto es necesario organizar un debate entre los estudiantes, planteándonos las medidas que deben implementarse para salir de esta crisis: desde un aumento presupuestario que sostenga realmente la cursada virtual hasta la incorporación de docentes para evitar la sobrecarga laboral y permitir que podamos cursar en condiciones dignas; impulsemos asambleas en cada colegio para unificar estos reclamos y coordinar un plan de lucha junto al resto de la comunidad educativa.

Rechacemos el protocolo de Larreta y Trotta que pone en riesgo nuestras vidas.

Conectividad gratuita para todos.

Conformación de comités de higiene y seguridad por colegio y con poder de veto.

Incorporación de docentes, basta de cargos faltantes. Aumento salarial acorde a la canasta básica familiar.

Plan de obras infraestructurales y bajo control de la comunidad en todas las escuelas.

Asambleas para discutir un plan de lucha, coordinemos los reclamos de todas las escuelas de CABA

Aumento presupuestario para la educación pública. Funcionamiento correcto de las plataformas virtuales.

No al pago de la deuda externa.

Suscribite a Política Obrera