Subte: comunicado de la asamblea del taller Rancagua

Escribe Ramón Acuña - Luis Tula - Charly Pérez - Delegados y trabajadores del taller Rancagua

Tiempo de lectura: 2 minutos

Los trabajadores del histórico Taller Rancagua del Subte, donde se cuentan 13 compañeros afectados por el asbesto, desde hace un año y cuatro meses llevan adelante una retención de tareas en defensa de sus vidas y su salud. Su denuncia ha obligado a la empresa a reconocer que la contaminación con asbesto abarca muchas áreas del Subte.

En represalia por esta enorme lucha, Metrovias les ha enviado a los trabajadores telegramas asignándoles compulsivamente los días de vacaciones pendientes del 2019 y las correspondientes al 2020 para que se las tomen de corrido. Es un acto de brutal discriminación respecto del resto de los trabajadores del Subte, donde desde 20 años las vacaciones se consensuan. Este consenso es más necesario que nunca ahora por los condicionamientos que impone la pandemia. La medida de la empresa afecta sobre todo a los compañeros del interior, que no pueden viajar por las restricciones que ella impone o en los casos de doble trabajo de los matrimonios. Una asamblea general tratará este tema, el de la seguridad sanitaria del taller y el de la renovación de la flota de la B. El comunicado indica que se mantiene firme la lucha contra la contaminación a pesar de las apretadas patronales.

Los trabajadores del Taller Rancagua hemos recibido un ataque por parte de la empresa con el envío mediante telegramas compulsivos, de las vacaciones 2020, seguidas de las 2019, también enviadas de forma unilateral, violando derechos adquiridos por "usos y costumbres" desde hace más de 20 años.

Consideramos esta acción sancionatoria como una represalia al conjunto de la lucha contra el asbesto en el Subte, enfocada esta vez a un sector que se encuentra en retención de tareas desde hace más de un año, en reclamo a obras que permitan mejorar nuestras condiciones de salud laboral, teniendo ya 13 compañeros afectados por asbesto en nuestro Taller.

Por lo tanto, hemos votado en asamblea una serie de medidas de autodefensa, incluidas medidas gremiales que afecten el servicio, de continuar la empresa con su intransigencia.

En ese sentido, llamamos a todos los compañeros del Subte y sus sectores, a una Asamblea a realizarse el día miércoles 18 de noviembre a las 9:30 hs puntual en el parque Los Andes, frente a la entrada del taller Rancagua, tomando todos los recaudos de distanciamiento social.

Exigimos: que la empresa revea su decisión de otorgar vacaciones unilateralmente, aplicando de hecho una sanción a una medida gremial que preserva nuestra salud.

El inmediato comienzo de las obras de readecuación del taller Rancagua (limpieza del taller y obra para el recambio y filtrado del aire ambiental)

Cambio de flota de la línea B, existiendo un compromiso incumplido del mes de marzo del 2020. Incorporación de todos los trabajadores al RAR.

Suscribite a Política Obrera