Aceiteros: los reclamos siguen pendientes

Escribe Gustavo Fenoy

Tiempo de lectura: 1 minuto

Las aceiteras fueron declaradas “esenciales” al inicio de la pandemia, nunca dejaron de producir y se han visto beneficiadas por las sucesivas devaluaciones. El telón de fondo que recorre el conflicto actual también está dado por las presiones de las patronales por una nueva devaluación y rebaja de las retenciones. La crisis de Vicentín es otro elemento presente; la misma no ha salido del impasse, mientras tanto avance el desguace de la empresa, la concentración por parte de las grandes cerealeras y la pérdida de empleos como en el caso Buyatti que cerró sus puertas y puso en riesgo 90 puestos de trabajo en la planta ubicada en Puerto San Martín.

El paro de aceiteros y recibidores de granos pone al desnudo la tendencia a la lucha por la reapertura de las paritarias que recorre a todo el movimiento obrero. Pero también expone la agenda de reclamos de los trabajadores para enfrentar despidos, el intento de modificar los convenios colectivos, la precarización y flexibilización laboral que se ha cobrado cuatro vidas obreras y se han dado en los complejos aceiteros.

En un comunicado la Federación Aceitera expresó que se reanudarán las tareas a partir de las 6 horas del día 2 de diciembre. “Las trabajadoras y trabajadores aceiteros continuamos en Estado de Alerta y Movilización con quite de colaboración en todas las plantas. (…) Nuestras organizaciones gremiales evaluarán los próximos pasos del plan de lucha y la modalidad de las próximas medidas de fuerza, que se comunicarán oportunamente a todas las compañeras y compañeros trabajadores, delegados, comisiones internas y dirigentes de las comisiones directivas de los sindicatos”.

La contundencia del paro en unidad, las asambleas en los portones de fábricas y la lucha por el salario básico igual a la canasta familiar fue observado con simpatía por los trabajadores de todo el país.

El paro fue levantado por una decisión de la Comisión Directiva y no por el método de la asamblea. Están pendientes todos los reclamos y quebrar las presiones del capital.

Desde el Partido Obrero Tendencia consideramos que están dadas las condiciones para la convocatoria a un Congreso o plenario de trabajadores de base de todo el complejo oleaginoso que discuta un programa y como organizar la continuidad de la lucha.

Suscribite a Política Obrera