Córdoba: rebelión en los Institutos Superiores y Terciarios

Escribe José Barraza

Tiempo de lectura: 2 minutos

A través de un memorándum, el sexto en los últimos quince días, el gobierno de la provincia de Córdoba fijo un cupo mínimo de 30 estudiantes para habilitar las cohortes para el ciclo lectivo 2021 en los institutos de formación superior. Teniendo en cuenta que el trabajo docente en dicha modalidad reviste bajo la forma de interinato a tiempo, el memo tiene como horizonte la liquidación de los profesorados y terciarios en la provincia.

¿Qué hay detrás de la resolución?

Esta resolución va más allá de la idea de un recorte en materia de salarios y puestos de trabajos. La liquidación de los profesorados se integra al intento de reformar el estatuto docente. Dicha reforma expresa que aquellos docentes que no cuentan con título docente pasaran a revestir su cargo bajo la forma de interino o suplente.

Alrededor del 25% de la docencia cordobesa cuenta con título docente, lo cual es una ácida paradoja que se cierren los profesorados destinados a la formación. Pero ese 75% plantea todo un campo de negocio para las instituciones privadas en algunos casos las cuotas oscilan entre los $7.000 a $12 mil pesos mensuales. Por otra parte, se deja abierta la concentración de la formación superior en un puñado de Institutos Superiores de Educación Superior (ISEP) bajo la tutela del gobierno y del sindicato docente: la UEPC.

Rebelión en los institutos

Ni bien se firmó la resolución, se dio comienzo a un importante proceso organizativo de los docentes de los institutos de educación superior. A partir de una asamblea de 50 compañeros se creo un grupo: “Docentes Superior en Lucha” que coordina a casi todos los terciarios de la provincia de Córdoba. En solo 72 horas de su creación, se juntaron más de tres mil firmas de docentes, egresados y estudiantes. Los centros de estudiantes y cuerpo de delegados estudiantiles están jugando un rol fundamental en la adhesión a esta lucha.

En la semana del 9 de diciembre hemos impulsando caravanas, movilizaciones al sindicato, asambleas informativas en las principales ciudades y localidades de la provincia. El apoyo de la población a la lucha es total. A su vez, la creación de esta coordinadora de instituto obligó a la dirección de la UEPC a sacar un comunicado exigiendo la “derogación del memorándum por el ciclo lectivo 2021”. Por su parte, el gobierno de la provincia acaba de emitir una “aclaración” sobre el cupo, pero mantiene vigente su resolución.

Organizados y movilizados

El conjunto de la docencia de educación superior rechazamos contundentemente los comunicados tanto de la directiva del gremio como del gobierno. La coordinación de las escuelas ha superado a la burocracia sindical. Debemos repeler como la peste el subordinar nuestras iniciativas de la coordinadora de “docentes superior en lucha” a que el gremio “tome cartas en el asunto” nos va a conducir al camino de la derrota. A su vez, la lucha de los institutos de superior entronca con la defensa del salario, jubilaciones y los protocolos de salubridad en las escuelas. También, es fundamental que la coordinemos con las luchas de los trabajadores municipales, choferes interurbanos.

Este 10 de diciembre, vamos a impulsar una asamblea general que tendrá que resolver la movilización hacia la Casa de gobierno el próximo 16 de diciembre, día que se votaría la reforma del estatuto docente. También, transformar las reuniones de personal del 17 y 18 en asambleas para interpelar al conjunto de los docentes y resolver medidas de fuerza para el mes de febrero cuando volvamos a las clases.

Suscribite a Política Obrera