Uno de cada tres porteños es pobre

Escribe Ana Belinco

Tiempo de lectura: 3 minutos

Según un informe de la Dirección General de Estadísticas y Censos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 1 de cada 3 porteños es pobre, porque tiene ingresos que no le permiten comprar una canasta básica; el 30,1%. El 14,3%, aproximadamente ,439.000 personas, es indigente. Son los datos de pobreza más altos desde 2015, para un tercer trimestre, en la ciudad más rica del país. En relación a los hogares, el estudio indica que el 22,9% entra en la categoría de pobre (aproximadamente 300.000 hogares) y el 10,8% es indigente (es decir, 141.000 hogares).

Comparativamente con el tercer trimestre de 2019, cayeron en la pobreza 331.000 personas (trepó del 10,7%) o 109.000 hogares, mientras que los nuevos indigentes alcanzaron a 271.000 personas (trepó del 5,5%) o 89.000 hogares.

A este cuadro se le suma el análisis de los sectores ´no pobres´: el 8,7% de los hogares, es decir el equivalente a 113.000 hogares o 252.000 personas, quedaron en situación de vulnerabilidad. El sector medio frágil alcanzó al 8,5% de los hogares, 111.000 hogares o 233.000 personas. En total 1.411.000 de habitantes de la CABA se encuentran atravesando distintos grados de vulnerabilidad social.

Por su parte, el sector medio alcanzó el 49% de los hogares, es decir 642.000 hogares o 1.405.000 personas, mientras los sectores acomodados representaron el 10,9% de los hogares, equivalente a 143.000 hogares o 256.000 personas.

Siguiendo la tendencia a nivel nacional, el informe constata que tanto la niñez como las mujeres son dos de los sectores más fuertemente impactados por la crisis económica y social. El 45,9% de los niños, niñas y adolescentes habitan en hogares que no alcanzan a costear la canasta básica total y en los hogares encabezados por mujeres la incidencia de la pobreza equivale a 32,7%, frente al 28% de los que tienen jefe varón. El 41,8% vive en hogares con jefe desocupado, con una gran incidencia entre la población de la zona sur de la Ciudad. El desempleo subió al 13,4%, con casi 209.000 personas desocupadas, y aquellos que conservan su ocupación vieron reducidos sus ingresos en términos reales.

El informe sostiene que ¨la ayuda estatal a través de la AUH, la Tarjeta Alimentar y el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) se concentra en los estratos más bajos de la distribución (en condición de pobreza y en vulnerabilidad). En el caso particular del IFE -que se cobró en junio, julio y agosto- el alcance es acotado”, por de pronto en monto de dinero, además de los requisitos para el cobro y extendidos a la condición de todo el grupo familiar. “Por otra parte, los subsidios para el pago de salarios abarcan solo a los trabajadores registrados en la seguridad social y se fueron reduciendo en el transcurso del trimestre”.

La medición realizada por el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) https://politicaobrera.com/politicas/3485-442-de-pobreza, arrojó que entre los meses de julio y octubre últimos, el índice de pobreza nacional subió al 44,2%, lo que equivale a que más de 20 millones de personas.

A contramano de este cuadro de pauperización, el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta presentó un proyecto presupuestario de ¨contingencia¨ y ¨medidas transitorias¨para el 2021 que no es más que el mapa de un ajuste en regla. (https://politicaobrera.com/politicas/3510-presupuesto-caba-2021-ajuste-en-obra-publica-topes-salariales-e-impuestazo).

Tenemos esbozado aquí el resultado de la política de los gobiernos capitalistas y de la gestión capitalista de la pandemia.

Suscribite a Política Obrera