Abajo la represión a la Lof Lafken Winkul Mapu en Villa Mascardi

Escribe Myriam Álvarez

Tiempo de lectura: 2 minutos

Más de 100 efectivos, munidos con tanquetas militares y carros hidrantes, cortaron los accesos a la comunidad Lafken Winkul Mapu, en Villa Mascardi, Bariloche. Reprimieron con balas de plomo, de goma y con gases lacrimógenos. Trataron de entrar en territorio mapuche recuperado, pero la resistencia de la comunidad evitó su ingreso.

El operativo desarrollado el miércoles 16 comenzó a las 7 de la mañana. A las 10:30, todavía se escuchaban detonaciones. Madres y niños permanecían ocultos en el bosque. Los inhibidores de señal telefónica impedían la comunicación de la comunidad. Al retirarse, la policía prendió fuego una de las viviendas. En la ciudad, los medios difundían una supuesta inspección ocular a un hotel de Parques Nacionales, ubicado al costado del territorio ocupado por la comunidad mapuche, abandonado hace muchísimos años. Según los testimonios de las lamien (mujeres mapuche), una Fiscal ya había ´inspeccionado´ el inmueble semanas atrás, sin inconvenientes.

La represión contra esta comunidad y los mapuches en general es constante. Recordemos que en la madrugada del 23 de noviembre de 2017, una represión a la comunidad derivo en el encarcelamiento de las madres mapuches con sus bebes y niños, que sufrieron y denunciaron torturas y vejámenes. De la movilización para lograr su liberación participó Rafael Nahuel. A los pocos días, exactamente el 25 de noviembre de ese año, un operativo del grupo Albatros, de Prefectura, reprimió salvajemente a la comunidad y lo asesinó por la espalda. El asesino, Javier Pintos, sigue impune. A principios de este mes, las ministras de Seguridad, Sabrina Frederic, y de Justicia, Marcela Losardo, estuvieron en la casa de la familia de Rafael Nahuel, donde recogieron la desazón por la falta de avances en la causa por justicia. Pero nada ha cambiado.

La represión y el ataque permanente -ayer a cargo de Bullrich y hoy, del Frente de Todos- al pueblo mapuche, y en particular a la Lof en Villa Mascardi, se debe a los intereses inmobiliarios y extranjeros que se promueven en la zona. Hace pocos días, también, la jueza subrogante Andrea Di Prinzio Valsana, del Juzgado Junín de los Andes, demandó y exigió el retiro de sus tierras, a la Comunidad Mapuche Lof Kinxikew, en Villa la Angostura. Los ataques al pueblo originario de estas tierras, y los desalojos a las familias trabajadoras que ocupan un pedazo de tierra para vivir y escapar al hacinamiento, recorren al país, de norte a sur, de Guernica a la Patagonia.

Lo que ocurrió el miércoles ha sido un ensayo. La determinación del gobierno nacional de defender el negocio inmobiliario y el territorio, como moneda de cambio para la especulación capitalista, tiene que ser enfrentada con la unidad y la movilización de todos los sectores que viven de su trabajo, las organizaciones que luchan y el activismo en su conjunto. Abajo la represión al Pueblo Mapuche! A la Lof Lafken Winkul Mapu en Villa Mascardi , Bariloche.

Justicia para Rafael Nahuel. Castigo a los responsables políticos y materiales de su asesinato.

Suscribite a Política Obrera