Alemania: un “bloqueo estricto” no tan estricto

Escribe Mauri Colón

Tiempo de lectura: 2 minutos

La canciller alemana, Angela Merkel y los líderes federales de las provincias alemanas anunciaron un “bloqueo estricto”, como los mismos lo han calificado, ahora que el país alcanzó el millón de contagios.

Pero el bloqueo anunciado está lejos de ser "estricto".

Las patronales -independientemente de su producción sea “esencial” o no- podrán mantenerse abiertas. El gobierno simplemente les pide "que consideren si las plantas pueden cerrarse del 16 de diciembre al 10 de enero ya sea mediante vacaciones o se busque alguna forma para el trabajo desde el hogar". Bien visto, abre las puertas a un atropello.

En el caso de las escuelas, las vacaciones de invierno solo se adelantarán y se ampliarán unos días. Pero los padres que no tengan tiempo libre del trabajo podrán enviar a sus hijos a la escuela, de todos modos. La resolución del gobierno no prevé ningún cierre de escuelas en todo el país. En las escuelas, los contactos deben estar simplemente "restringidos significativamente".

En Berlín, las escuelas se mantendrán abiertas incluso durante la Navidad. Así lo anunció la ministra de Educación, Sandra Scheeres, del Partido Socialdemócrata. La misma dijo que se “ofrecerá atención de emergencia” para los niños más pequeños en las escuelas de Berlín durante el "cierre" de Navidad. La ministra ya prevé que, luego de las vacaciones de Navidad, las escuelas retomen las clases presenciales.

Las guarderías se mantienen abiertas en funcionamiento regular en muchos lugares. Esto se debe a que, a diferencia del cierre de esta primavera, los padres que trabajan en trabajos no esenciales también pueden usar la "atención de emergencia".

Estos planes, refuerzan la idea de la escuela como un depósito para dejar a los hijos mientras los adultos marchan al trabajo. En el último presupuesto votado por el Bundestag, los recortes a la educación fueron significativos, mostrando que los intereses del estado no están en el aprendizaje de los alumnos, sino en seguir con la apertura de la economía.

Lo único que se cerrará es el sector de ventas minorista y los negocios en el sector del cuidado personal. Esto significa que en los días previos habrá aún multitudes haciendo filas en estos lugares. Todas las demás medidas se refieren exclusivamente a la esfera personal, donde sólo se producen una pequeña proporción de las infecciones.

El ministro de Economía, Peter Altmeier en una entrevista con la radio Deutschlandfunk, sin pelos en la lengua, señaló que el objeto de estas medidas es proteger la economía. En la entrevista declaró que esperaba “que logremos evitar un estancamiento económico completo en esta segunda ola" (...) el gobierno " ( para lograr esto) mantuvo abiertos casi todos los demás sectores de la economía, excepto restaurantes, hoteles y servicios personales de contacto cercano".

Merkel y los gobiernos estatales que anteponen las ganancias de los capitalistas, antes que la defensa de la vida de los trabajadores. Esto significó hasta el momento, más de 23.000 trabajadores muertos, que se elevará aún más la cifra diaria de muertos es de más de 500, y el récord de contagios ha pasado los 33.000 en 24 horas, el pasado 15 de diciembre. Los hospitales están al borde del colapso.

El capitalismo, como se aprecia mejor en los países más desarrollados, ha hecho incompatibles “la economía” y “la salud”, lo que expresa una organización social caduca.

Suscribite a Política Obrera